Le diagnosticaron traumatismo craneoencefálico, traumatismo toracoabdominal, hemartrosis de la articulación temporomandibular izquierda, fractura de costilla, fisura nasal y politraumatismo.

El Ministerio Público emitió orden de captura contra los funcionarios de la PNB que le propinaron una golpiza al odontólogo, quien sufrió varias lesiones

“Los que me agredieron lo hicieron por miedo y por resentimiento”, expresó el odontólogo Williams Arrieta al salir de la sede de Puerto Ordaz del Palacio de Justicia, donde el Tribunal Cuarto de Control le dictó libertad sin restricciones después de haber sido golpeado y detenido por funcionarios de la PNB por haber denunciado irregularidades en una cola por gasolina en la avenida Las Américas.

Lee también: Detuvieron un médico por pedir orden en una cola en Puerto Ordaz

“A veces no creemos en la justicia, pero llegó la gente y me protegió. Me dieron libertad plena para seguir haciendo lo que tenga que hacer. Yo no quiero más miedos, ni odios, ni resentimiento. La justicia llegará a esos funcionarios. Quiero que cumplan lo más pronto posible. No quiero tener resentimientos hacia ellos. En mi persona no lo habrá”, agregó el cirujano maxilofacial, quien sufrió múltiples lesiones por la brutal paliza que le dieron funcionarios del cuerpo de seguridad del régimen.

Le diagnosticaron traumatismo craneoencefálico, traumatismo toracoabdominal, hemartrosis de la articulación temporomandibular izquierda, fractura de costilla, fisura nasal y politraumatismo.

El Ministerio Público, por otra parte, solicitó orden de captura contra los efectivos que atacaron a Arrieta.

“Los informes hablan por sí solos, y hay evidencia de que hubo exceso en la forma de actuar, que es lo que se evidencia de las actuaciones de los funcionarios”, dijo Carlos Medina, abogado defensor del odontólogo, de acuerdo con declaraciones recogidas por el diario bolivarense Correo del Caroní.

La liberación de Arrieta, destaca el medio local, fue gracias también a la movilización ciudadana, pues en los alrededores del Palacio de Justicia se reunieron decenas de personas del gremio de la salud y la sociedad civil que acompañaron a los familiares del cirujano.

“Estoy muy sentida por lo que le han hecho a mi hijo. No estaba haciendo nada malo, solo reclamando sus derechos, como tenemos todo la libertad de hacerlo. Quiero su libertad, porque él no hizo nada, que se vayan para otro lado esos policías a detener malandros, él no es malandro, es decente, buena gente. Yo tengo 25 años trabajando con él. Es una cosa injusta”, manifestó su madre, Omaira Nava, antes de la liberación del odontólogo.

El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí