Muchas de ellas han fallecido de forma violenta y los femicidios se han vuelto practicamente una constante

El asesinato de la venezonala Anahís Gambin en Guatemala desató un motín carcelario en el que fueron decapitados al menos 7 presos. La crisis humanitaria ha empujado a que miles de venezolanas crucen la frontera. Muchas de ellas han fallecido de forma violenta y los femicidios se han vuelto practicamente una constante. Para Aimee Zambrano, miembro del Monitor de Femicidios, esto se traduce en que la crisis las ha convertido objeto de intercambio sexual.

La modelo oriunda de San Cristóbal Anais del Carmen Gambin Méndez (30 años) fue asesinada este miércoles, cuando circulaba en su vehículo por un lugar conocido como el «Redondel», en la zona 6 de Quetzaltenango. Testigos relataron que dos hombres que viajaban en una motocicleta le dispararon sin decirle palabra alguna.

El nombre de la venezolana Gambin, resonaba en el ámbito del modelaje guatemalteco y últimamente en el penal de Cantel, Quetzaltenago, por sus frecuentes visitas a Carlos Roberto León Barillas, su pareja sentimental y con quien tenía dos hijos, de 4 y 2 años de edad, aproximadamente, según investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC).

León Barrilas es nieto del narcotraficante Juan José “Juancho” León, asesinado en 2008. Guarda prisión por presuntamente liderar una estructura de narcotráfico. También el Ministerio Público lo acusa de asesinato, extorsión y apropiación de una finca de Q5 millones.

Pese a que no hay una versión oficial, la policía no descarta que su muerte tenga algo que ver con la extorsión a Carlos Roberto León. «León estaba siendo extorsionado dentro de la Granja de Rehabilitación Cantel y como se negó a pagar, se ordenó desde la cárcel el asesinato de Gambin Méndez. Esto habría despertado la ira de Carlos Roberto León Barillas, quien habría ordenado el asesinato de las siete personas».

En contacto telefónicon con ND, la antropóloga y miembro del Monitor de Femicidios, Aimee Zambrano explicó que pese a que en América la migración no es nada nuevo, la ola de migración forzada que ha ido desde Venezuela a otros países ha generado una crisis sin precedentes en la región.

«Desde el año 2015 el incremento de la migración causó que Venezuela pasara de ser un espacio de tránsito a un espacio de extracción de mujeres para redes de tráfico sexual», expresó. «Vemos con preocupación el incremento de femicidios de venezolanas en México, Colombia, Perú, Ecuador; en el caso de esta venezolana -Gambin- era pareja de un líder de una banda del narcotráfico y corrió esta mala suerte, pero todo esto se traduce en que el cuerpo de la mujer venezolana se ha convertido en objeto de intercambio sexual y estas redes de narcotráfico manejan también redes de trata», criticó.

Muchas venezolanas son secuestradas, engañadas y amenazadas para ir a otros países. A juicio de Zambrano hacen falta políticas por parte del Estado para dar atención a estas mujeres que son víctimas de violencia.

Lea tambiénMás de 500 migrantes venezolanas son víctimas de la violencia de género en Colombia

Desde febrero de 2017 hasta noviembre de 2018; los medios de comunicación de noticias de toda América Latina registraron 41 asesinatos violentos de mujeres venezolanas en el exterior. Algunas fueron masacradas en manos de grupos criminales; otras fueron asesinadas por sus parejas -en discusiones- y otras por celos tras la ruptura de sus relaciones sentimentales.

En registros más recientes, en enero de 2021 ocurrieron al menos 10 feminicidios de venezolanas fuera de las fronteras, mientras que seis se perpetraron en el mes de febrero; según Cepaz. Lo que significa que murió una venezolana cada cinco días.

Noticiero Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí