100 venezolanos varados en Trinidad y Tobago

Trinidad asegura que el régimen de Nicolás Maduro había realizado la solicitud para el vuelo y la aprobación preliminar fue otorgada como un acto humanitario, sin embargo, se descubrió que la aerolínea Conviasa, sancionada por Estados Unidos, seria la encargada del traslado

Cerca de un centenar de venezolanos permanecen este viernes varados en el Aeropuerto Internacional Piarco, cercano a la capital de Trinidad y Tobago, Puerto España, luego de que a un vuelo de repatriación que debía recoger pasajeros le fuera denegado aterrizar por tratarse de la aerolínea estatal Conviasa.

Las autoridades locales informaron que los venezolanos permanecen en el aeropuerto de Piarco desde la noche del jueves, cuando se denegó el aterrizaje al avión de Conviasa, aerolínea estatal venezolana que fue sancionada por Estados Unidos.

Como resultado, los ciudadanos venezolanos se vieron obligados a dormir en el aeropuerto.

Medios locales reseñaron el testimonio de los pasajeros, que denunciaron que en el grupo hay personas enfermas de cáncer, ancianos y niños.

Algunos de los venezolanos vendieron todas sus pertenencias y ahora no saben adónde ir.

Los connacionales relataron que durante meses estuvieron en contacto con el Ministerio de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago para gestionar su regreso a casa.

“El ministro de Seguridad Nacional, Stuart Young, nos aseguró que todo está en orden”, dijo uno de los venezolanos varados en el aeropuerto.

Aprobación preliminar como acto humanitario

El Ministerio de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago divulgó este viernes un comunicado en el que señala que el régimen de Nicolás Maduro había realizado la solicitud para el vuelo de repatriación y que la aprobación preliminar fue otorgada como un acto humanitario.

El comunicado indica que cuando los detalles fueron proporcionados por el régimen de Maduro se descubrió que la aerolínea Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), que se encuentra bajo una sanción de las autoridades estadounidenses, era la encargada del vuelo.

“Desafortunadamente, en esas circunstancias, el Ministerio de Seguridad Nacional no pudo otorgar la aprobación para que la aeronave llegara a Trinidad y Tobago”, subraya el comunicado. El texto no da detalles de en qué momento exacto se supo que la aeronave era de Conviasa y por qué se permitió que llegará a Trinidad y Tobago para luego ser rechazado su aterrizaje.

Los ciudadanos venezolanos indicaron que el Ministerio sabía que se trataba de un avión de Conviasa desde el principio y que todos los vuelos los realiza esa compañía.

Orientación

El Ministerio de Seguridad Nacional informó de que se puso en contacto con la embajada de Estados Unidos en Puerto España “para buscar orientación”.

La agencia indicó que trabajará con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Trinidad y Tobago y la Comunidad del Caribe (Caricom) respecto a la posibilidad de un futuro ejercicio de repatriación por parte del Ejecutivo venezolano.

Lea tambiénVenezolanos residentes en Trinidad y Tobago temen no ser vacunados

Un ciudadano venezolano varado explicó que muchos miembros del grupo renunciaron a sus apartamentos y trabajos antes de regresar a casa. Además, algunos, incluso, vendieron sus teléfonos móviles para pagar pruebas PCR para demostrar que no están contagiados por covid-19.

Algunos testimonios hablan de mujeres embarazadas, con hijos y sin dinero ni saber qué camino tomar.

El 7 de febrero de 2020, las autoridades estadounidenses emitieron una sanción contra la aerolínea estatal de Venezuela al señalar que era usada para “trasladar a funcionarios corruptos del régimen de Nicolás Maduro en todo el mundo para impulsar el apoyo a sus esfuerzos antidemocráticos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí