No podemos predecir que pasara
No podemos predecir que pasara
- Advertisement -

Como una gota malaya que amenaza con perturbar el desarrollo normal de los Juegos, el coronavirus sigue encontrando resquicios para atacar a la familia olímpica. Si el lunes eran 58 los infectados relacionados con la organización de los Juegos de la XXXII Olimpiada, este martes el número ascendía ya a 71. El pebetero se encenderá el viernes (la ceremonia, desde las 13:00, TVE y Eurosport) y la preocupación, aunque no es excesiva, crece. Ni todos los positivos se han producido en la ciudad ni la gran mayoría son deportistas.

Sin embargo, una declaración de Toshiro Muto, presidente del Comité Organizador, dejó en el aire una posibilidad remota y en la que ningún deportista quiere pensar. El mandatario nipón no descartó en rueda de prensa la posibilidad de una cancelación, si la situación se descontrola. “No podemos predecir qué pasará”, dejó como mensaje inquietante. “Hemos acordado que, en base a la situación del coronavirus, volveremos a convocar una reunión a cinco bandas. En este punto, los casos de coronavirus pueden aumentar o disminuir, por lo que pensaremos en qué debemos hacer cuando surja la situación”, expuso dejando en el aire una sensación de incertidumbre. Muto también confirmó que los deportistas afectados podrían competir si llega el negativo seis horas antes.

“La COVID está ahí, y habrá casos. Por la Villa van a pasar más de 11.000 deportistas y 30.000 personas en total. Si en nuestro entorno familiar y social se propaga, ¿por qué no aquí? Se han contagiado deportistas vacunados. Ojalá no le toque a ningún español, pero lo normal es que alguno lo contraiga y tendrá que permanecer en aislamiento”. Es la lectura realista que realizó Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, después de visitar este martes a los olímpicos en la Villa. Por el momento, no hay ningún caso entre españoles en Tokio.

“Ellos están tranquilos. Somos el Comité nacional que ha administrado más vacunas del mundo, pero aún así ha aparecido la COVID. Se cuidan, se protegen y se distancian, pero aún así…”, reconocía Blanco. El COE inmunizó a 1.940 personas de la expedición antes de partir. Dosis de una partida del Ejército que luego se reintegraron tras el acuerdo del Comité Olímpico Internacional con Pfizer. El COI estima que el 80% del colectivo olímpico está vacunado. “La Villa es el lugar más seguro de Tokio”, insisten desde la organización.

- Advertisement -

Pero en el recinto donde residen los atletas, donde se pasan test de saliva diarios y PCR cada cuatro días, se contabilizaron los positivos de dos futbolistas sudafricanos el domingo, del jugador checo de voléy playa Ondrej Perusic el lunes y hoy se conoció el del entrenador Simon Nausch, del dúo checo de voléy playa Hermannova-Slukova. El Comité Olímpico Checo ha pedido el aplazamiento de partidos, lo que podría trastocar la competición.

Para evitar sustos, el comité organizador ha diseñado una malla preventiva de test con el objetivo de que nadie contagiado entre en la burbuja. Así, fue descubierto ayer el caso de la taekwondista chilena Fernanda Aguirre, que no podrá competir tras su positivo en el aeropuerto de Tokio. En México, los jugadores de béisbol Héctor Velázquez y Sammy Solís también se infectaron en la concentración previa al viaje en Ciudad de México y fueron aislados.

Lea también: Villa Olímpica de Tokio escenario de primer caso de covid-19

Bach admite que hubo dudas, pero no la cancelación

Thomas Bach, presidente del COI, admitió en la 138 sesión plenaria que se celebra en Tokio que hubo dudas sobre la viabilidad de los Juegos “todos los días”, aunque se decidió “no expresar las dudas para que no se convirtiera en una profecía autocumplida que habría hecho saltar los Juegos por los aires”. Sin embargo, el dirigente aclaró que “la cancelación nunca fue una opción”. “El COI jamás abandona a los atletas”. La pandemia no da tregua. Ni siquiera olímpica.

Meridiano

- Advertisement -
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí