Todo sobre el Punto A, clave para lograr mejores orgasmos

Seguro conoces todo sobre el punto G, pero hay otra parte de tu zona íntima que merece atención y te dará grandes recompensas

Mitos sexuales: Todo sobre el punto A ¡es la clave para mejores orgasmos! Si ya te aburriste de lo mismo de siempre o el punto G no te ha hecho ver estrellitas, tenemos la solución. Resulta que hay otra parte de tu cuerpo que puede ser crucial a la hora de llegar al clímax y quizá te estás perdiendo del mejor sexo de tu vida.

Admitámoslo, luego de la gran lucha para que la pareja entienda que para nosotras la penetración no es suficiente, llega el capítulo en que debe aprender a estimular la zona para que tú también llegues al punto máximo de placer. Si bien, el Punto G es sumamente conocido y tiene lo suyo, el Punto A también tiene bastante que aportar a la ecuación.

Y es que hablando de sexo, nunca está de más conocer detallitos que podrían hacer una gran diferencia en la satisfacción de este aspecto tan importante de una relación. El buen sexo no solo fortalece el vínculo emocional sino que incluso mejora varias áreas de nuestra salud como la buena memoria, la reducción de estrés, es ejercicio cardiovascular y más.

¿DÓNDE ESTÁ EL PUNTO A Y PARA QUÉ SIRVE?
Como sabes, el clítoris es mucho más que la parte que podemos observar en nuestra zona íntima, pues internamente es mucho más grande, lo que quiere decir que hay más terminaciones nerviosas por estimular. Aquí es donde aparece el Punto A, médicamente conocido como “fórnix anterior”.

Particularmente, el Punto A se encuentra en el extremo posterior del clítoris, un poco encima del cuello uterino y puede ser estimulado tanto por el sexo vaginal como por el sexo anal. Para ello, es crucial que la estimulación sea a gran profundidad, pues debes ir tan lejos, hasta sentir que no puedes más, ahí encontrarás el cérvix.

Puede ser que para algunas chicas sea incómodo y para otras placentera su estimulación, la única forma de saber es probando. Debemos recalcar que a diferencia del Punto G, el Punto A debe estimularse con presión y no con fricción, como si fuera un botón. Muchas le disfrutan va sexo anal porque el Punto A termina siendo empujado contra el recto.

MÁS DE UN CAMINO PARA LLEGAR
Insistimos, no necesariamente deberás recurrir al sexo anal para llegar al Punto A, también puedes hacerlo con juguetes sexuales, con los dedos o si tienes la suerte de que tu pareja tenga un miembro largo.

El orgasmo llegará porque a final de cuentas, es una forma de estimular el clítoris internamente, un camino que siempre llevará al clímax.

SDW/Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí