Comité Nacional de Paro en Colombia

Tras una reunión de más de tres horas en la Casa de Nariño, entre el presidente Iván Duque y el Comité Nacional del Paro, no se logró un acuerdo con el que se buscaba dar fin a las movilizaciones que el país vive desde hace trece días.

«No se llegaron a acuerdos. No se ha mostrado empatía con las víctimas. Hemos exigido que se pare la masacre, que se pare la violencia oficial y privada contra las personas que están ejerciendo el derecho legítimo a la protesta«, advirtió Francisco Maltés de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia.

A la reunión asistieron líderes sindicales, representantes de las Naciones Unidas y la Iglesia católica.

Anunciaron que habrá una nueva movilización para el 12 de mayo tras no llegar a un acuerdo con el Gobierno Nacional.

Horas antes, el mandatario colombiano escribió un mensaje en Twitter a través del cual aseguró que «reiteraron al Comité Nacional de Paro nuestra voluntad de diseñar acuerdos y soluciones en beneficio del país y que logremos, en consenso, respuestas rápidas y necesarias para el beneficio de los colombianos».

Algunas de las peticiones elevadas ante el gobierno por los manifestantes contemplan:

1.- Retiro del proyecto de ley 010 de salud y fortalecimiento de una masiva vacunación.

2.- Renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.

  1. -Defensa de la producción nacional (agropecuaria, industrial, artesanal, campesina).

4.- Subsidios a las mipymes y empleo con derecho y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.

  1. -Matrícula cero y no a la alternancia educativa.

Choques entre civiles armados contra indígenas en Cali

Varias autoridades indígenas denunciaron que este domingo supuestos civiles armados dispararon contra un grupo de indígenas que estaban manifestándose a las afueras de la ciudad colombiana de Cali, dejando varios heridos.

Desde el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) informaron que sobre las 14:20 (19.20 GMT), la minga (marcha) indígena, compuesta por varias camionetas, fueron “atacados por una turba uribista en conjunto con fuerza pública”, que pretendían quitar el bloqueo en esa zona de Cañasgordas, en el sur de la ciudad.

“Con gran preocupación por lo sucedido, hemos recibido hasta el momento el reporte de 8 heridos, indígenas miembros del CRIC que habrían sido atacados a disparos”, ha informado el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, quien ha pedido investigar a los autores de los ataques.

Algunos indígenas se dispersaron y dispararon por los conjuntos residenciales

La Policía Metropolitana de Cali ha informado de que acudieron al llamamiento de auxilio tras ser informados de “que estaban siendo atacados por un grupo de indígenas”. En vídeos se observa a los indígenas dispersarse por los conjuntos residenciales disparando “con armas de fuego e incitando al terrorismo; realizando de igual forma, saqueos a casas y apartamentos del sector, lesionando a cuatro personas con arma cortopunzante y objetos contundentes”, ha apuntado el cuerpo policial.

“Hace pocos instantes familias ricas de Cali en unión con la policía en la avenida Pasoancho dispararon de manera indiscriminada con la guardia indígena y la comunidad. Se habla de muchos heridos”, ha denunciado el senador Feliciano Valencia, una de las voces de la comunidad indígena en el Congreso colombiano.

Justamente, el presidente de Colombia, Iván Duque, hizo este domingo un llamamiento para que los indígenas vuelvan a sus territorios “para evitar confrontaciones” con la población. “Es cierto que ellos tienen el derecho a transitar por el territorio, pero sabiendo esta situación de orden público que se vive, deben ellos también enviar un mensaje claro para que retornen su camino a sus resguardos”, ha dicho Duque.

El CRIC considera que el ataque de civiles, que fue registrado en múltiples videos publicados en redes sociales, responde a una “táctica de represión que difiere los ataques desde los uniformados hacia los civiles armados que actúan como paramilitares”.

Agresiones contra civiles

No es el primer incidente que se registra en estos doce días de protestas en los que está sumido Colombia, ya que este viernes por la noche hubo denuncias de que varias personas que iban en un coche de alta gama abrieron fuego contra un grupo de manifestantes en el sector de La Luna, en el centro de la ciudad, hiriendo a al menos dos personas, una de ellas de gravedad.

Fue justamente la guardia indígena (el ente de defensa del pueblo indígena) quien se encargó de atajar este episodio, ante la ausencia de fuerza pública en ese punto. También en la ciudad de Pereira, en el oeste del país, ha habido varios incidentes de civiles disparando contra manifestantes que protestaban de manera pacífica en eventos que recuerdan tristemente a los episodios más oscuros del paramilitarismo colombiano.

Héctor Fabio Morales, un joven colombiano de 24 años, murió el pasado viernes por la noche después de ser atacado con arma de fuego por supuestos civiles, mientras que Lucas Villa y Andrés Felipe Castaño fueron heridos de gravedad y se encuentra en situación crítica por otro ataque de las mismas características el 5 de mayo.

Al menos 27 personas han muerto durante las jornadas, según informaron el viernes la Fiscalía y la Defensoría en un documento en el que aclararon que de esos fallecimientos 11 están ligados directamente con los hechos, siete están “en verificación” y hay nueve que no tienen relación con las protestas.

Lea tambiénDiferencias y similitudes entre las protestas en Colombia y las de Venezuela

Sin embargo, la ONG Temblores ha documentado 47 víctimas mortales (35 de ellas en Cali), 1.876 casos de uso abusivo de la fuerza, al menos 28 víctimas de agresión ocular, 278 heridos y 963 detenciones arbitrarias en contra de manifestantes, así como casos de violencia sexual contra 12 personas.

Además, según el reporte de Temblores y el Instituto de Estudios para la Paz (Indepaz), en más del 50 % de estos homicidios, los familiares y los testigos han señalado a la fuerza pública como autora.

Las movilizaciones comenzaron en contra de la ya retirada reforma tributaria del Gobierno del presidente Iván Duque, pero continúan contra un intento de reformar la salud, la brutalidad policial y la compleja situación de inseguridad.

Con información de EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí