Ivermectina

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) también ha realizado estudios sobre este fármaco y su aplicación contra  el Covid, por lo que no aconsejan  su uso y advertir sobre efectos secundarios.

El medicamento, que se emplea usualmente como antiparasitario, se ha recetado ampliamente durante la pandemia, pero hasta el momento no hay datos rigurosos sobre su efectividad

La Ivermectina se ha cotizado en los últimos meses como un medicamento capaz de neutralizar el covid-19. Este fármaco es un antiparasitario que normalmente recetan veterinarios para tratar lombrices y la sarna en los animales.

Sin embargo, en el contexto de la pandemia, se convirtió, gracias a las campañas políticas y algunos voceros del gremio de la ciencia, en una esperanza de tratamiento para millones de personas infectadas por covid-19. Esto a pesar de que todavía no hay estudios concluyentes sobre su efectividad en esta enfermedad.

En junio de 2020, la revista Antiviral Research publicó un estudio en el que informaba que la Ivermectina reducía considerablemente la carga viral del coronavirus en un estudio preclínico in vitro; es decir, en una primera etapa de análisis. Dichos hallazgos alentaron el uso del medicamento contra el covid-19, especialmente en América Latina y en países como Perú, Colombia y Brasil.

No obstante, actualmente este medicamento ha causado una división de opiniones en cuanto a su efectividad. Hasta la redacción de esta nota existen pocos ensayos que demuestren que es capaz de neutralizar los efectos del covid-19, aunque se esperan más investigaciones y ensayos en los próximos meses. A pesar de esto, han sido los Institutos Nacionales de Salud los que han dado un paso al costado para desaconsejar su uso en pacientes con el virus.

Este miércoles 24 de marzo la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) informó que los datos científicos disponibles hasta la fecha no respaldan el uso de la Ivermectina para la prevención y el tratamiento del covid-19 fuera de los ensayos clínicos.

La EMA reconoció que existen algunos estudios en los que la Ivermectina podría bloquear al virus, pero después de la administración de una dosis muy elevada (aproximadamente 100 veces la dosis que se usa comúnmente) del fármaco. “Una concentración que supera la dosis autorizada”, puntualizó la agencia.

En ese sentido advirtió que varios estudios que se están realizando son pequeños o tienen limitaciones. “Por eso, hemos llegado a la conclusión de que ahora mismo no hay evidencias suficientes para apoyar el uso de la Ivermectina más allá de los ensayos clínicos”, agregó la EMA.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) también ha seguido el mismo camino y desaconsejó su uso, además de advertir efectos secundarios.

El Organismo de Reglamentación de Medicamentos y Productos Sanitarios de Sudáfrica (Sahpra) tampoco lo recomienda, pues alegó que aún no existen datos confirmatorios sobre el uso de este antiparasitario.

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) también se ha pronunciado sobre este tema en un informe y recalcó que los resultados sobre la eficacia de la ivermectina para reducir la carga viral no son suficientes para indicar que dicho preparado sería beneficioso desde el punto de vista clínico.

En Venezuela se producen 15 millones de tabletas de Ivermectina

A pesar de que la Sociedad Venezolana de Infectología no recomienda la Ivermectina como tratamiento contra el Covid-19, Omar Prieto, gobernador del régimen en el estado Zulia, informó en enero de 2021 que en el laboratorio SM Pharma se producen más de 15 millones de tabletas que se distribuyen en la red ambulatoria y hospitalaria del estado sin costo alguno para los pacientes con Covid-19 que acuden a los centros de salud del estado.

Durante esa misma semana, el funcionario oficialista también anunció que fue decomisado un lote de este fármaco luego de que personas que intentaran venderlo a la población por un costo de 14 millones de bolívares por tableta.

La OMS no ha recomendado su uso y se espera un pronunciamiento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este miércoles 24 de marzo que emitirá la próxima semana sus recomendaciones sobre el uso de la Ivermectina.

“Hace un par de semanas reunimos a expertos para analizar las evidencias y deberíamos finalizar las recomendaciones a comienzos de la próxima semana”, destacó la jefa del equipo clínico a cargo de la respuesta contra el covid-19 en la OMS, Janet Díaz.

Díaz reconoció que, en contraste con el desarrollo de distintas vacunas contra el coronavirus, por ahora hay muy pocos tratamientos clínicamente comprobados como efectivos, e incluso estos solo han mostrado óptimos resultados con pacientes graves, no aquellos con síntomas leves o moderados.

“Por ahora los tratamientos recomendados son los corticoesteroides (dexametasona) y la terapia con oxígeno, en el caso de pacientes graves. Desafortunadamente, no tenemos otros agentes en nuestra ‘caja de herramientas’, pero esperamos tener pronto más, particularmente en el tratamiento de pacientes no graves”, concluyó la experta.

Ahora si bien la Ivermectina figura en la lista de medicamentos esenciales de la OMS porque es eficaz contra una amplia gama de parásitos, solo ha comunicado su uso para esto. Por el momento, su uso no es respaldado para pacientes con covid-19.

¿Cómo actúa? El efecto de este medicamento se basa en modificaciones de los canales de cloruro, lo que lleva a la parálisis y muerte de, por ejemplo, los ácaros de la sarna y de los gusanos de seda.

Lea tambiénLo que se sabe sobre la Ivermectina en su uso contra el Covid-19

¿Cuáles son los efectos secundarios según la FDA?

La FDA reseña, en su portal web, que algunos de los efectos secundarios que pueden asociarse con el uso de la Ivermectina incluyen sarpullido, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago, hinchazón del rostro o de las extremidades, eventos adversos neurológicos (mareos, convulsiones, confusión), baja repentina de la presión arterial, sarpullido grave que pueda requerir hospitalización y lesión hepática (hepatitis).

“Debe evitarse el uso de Ivermectina para la prevención o el tratamiento del Covid-19, ya que no se han establecido sus beneficios y seguridad para estos fines. Los datos de los estudios clínicos son necesarios para determinar si la Ivermectina es segura y efectiva para tratar o prevenir el virus”, concluyen.

El Diario

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí