Se quedó ciega tras tatuarse los ojos color negro para imitar a su cantante favorito

Aleksandra Sadowska, una joven de 25 años, se tatuó sus ojos de color negro para imitar a su cantante favorito, el rapero polaco conocido como Popek.

Tras sufrir un intenso dolor en sus globos oculares, el tatuador le recomendó que se tomara unos analgésicos y esperase a mejorar con el tiempo. Sin embargo, la joven perdió la visión de su ojo derecho y ahora es probable que pierda la del izquierdo también.

“Es absolutamente desaconsejado este tipo de práctica en un órgano tan delicado como es el de la visión. Vimos varios casos que desafortunadamente terminaron mal y en lo personal, considero que forma parte de un desconocimiento de las consecuencias irreversibles de efectuar este tipo de procedimientos”, explica Gustavo Bodino, médico oftalmólogo (M.N. 61462) e integrante de la Comisión de Salud Visual del Consejo Argentino de Oftalmología (CAO), en declaraciones recogidas por ‘ConBienstar‘.

Los médicos que atendieron a Sadowska le dijeron que el daño ocasionado en sus ojos es irreversible.

Por su parte, Piotr A, responsable de haber tatuado los ojos de la joven, ha sido denunciado y se enfrenta a cargos judiciales ya que, según las primeras pesquisas, utilizó tintes equivocados.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí