Inicio Deportes ¡SE MANTIENE EL CAMPEÓN! Chile tumba a Colombia por penales

¡SE MANTIENE EL CAMPEÓN! Chile tumba a Colombia por penales

0

Dos goles anulados por el videoarbitraje. Llegaron atrasados al estadio por culpa del tráfico. Y enfrenten tenía a un rival que fue el único que ganó sus tres partidos de la primera fase de la Copa América.

Nada de eso hizo parpadear al bicampeón en los cuartos de final. La Roja sacó a relucir toda su jerarquía de campeón reinante al derrotar el viernes 5-4 a Colombia por penales.

Alexis Sánchez anotó el penal decisivo que catapultó al monarca de las últimas dos decisiones a las semifinales.

Chile se las verá contra Uruguay o Perú, que juegan el sábado en Salvador. El anfitrión Brasil y Argentina se medirán en la otra semifinal.

Cuando se trata de penales, Chile es especialista. Fue la vía con la que venció a Argentina en las finales del torneo en 2015 y 2016, sus primeras dos grandes consagraciones internacionales.

No es nada obra de la casualidad, subrayó Arturo Vidal, el pulmón del mediocampo chileno.

“Esto se viene preparando”, dijo. “En todos los entrenamientos, nos quedamos uno o dos veces para patear penales, para mejorar y sacar ventaja en estos momentos”.

Lo hicieron a la perfección. Vidal, Eduardo Vargas, Erick Pulgar and Charles Aránguiz convirtieron sus remates desde los 12 pasos.

“Felicito al grupo por su entrega esta noche y por su mística”, declaró el técnico Reinaldo Rueda, quien se convirtió en verdugo de la selección de su país natal.

Los chilenos buscan convertirse en el primer equipo que conquista el título en tres ediciones consecutivas desde Argentina a fines de los 40.

La Roja salió triunfal pese a que le anularon dos goles mediante el videoarbitraje en la Arena Corinthians, uno en cada tiempo.

“Genera cierto sentimiento de frustración después de celebrar el gol”, dijo Rueda. “Es algo que hay que asimilar, entender que para eso lo crearon, por fortuna no se perdió la focalización en el juego”.

William Tesillo malogró su remate para Colombia, que se despide del certamen sin haber encajado un solo gol. James Rodríguez, Edwin Cardona, Juan Guillermo Cuadrado y Yerry Mina facturaron para Colombia.

Bajo la dirección de Carlos Queiroz, su técnico desde comienzos de año, los Cafeteros pisaron fuerte en Brasil con una tonificante victoria 2-0 ante Argentina, seguida por triunfos ante Qatar y Paraguay. Se ilusionaban con llegar a la final del 7 de julio en Río de Janeiro, pero ni siquiera lograron repetir en semifinales.

No pueden con el embrujo de Chile: han perdido en las últimas cuatro veces que enfrentaron a la Roja en las rondas de eliminación directa del torneo, incluyendo las semifinales de la edición del Centenario en 2016.

“Hablar del camerino es hablar de tristeza, nadie está feliz”, dijo el portugués Queiroz. “Pero estamos con toda la convicción de que los aficionados de Colombia tienen motivos para estar orgullosos de los jugadores”.

Tal y como se esperaba, fue un partido abierto y entretenido, con Chile generando las ocasiones de gol más claras.

Los campeones vigentes creyeron haber abierto el marcador por cuenta de Aránguiz en el cuarto de hora, pero el gol fue anulado cuando el VAR determinó que Sánchez estaba en posición adelantada. A los 70, el gol de Vidal con un remate dentro del área fue revertido porque la pelota tocó el brazo de su compañero Guillermo Maripán antes de llegarle a Vidal.

El arquero colombiano David Ospina, de vuelta con el equipo nacional tras viajar al país para ver a su padre enfermo, se había lucido previamente con dos espectaculares atajadas en forma sucesiva para mantener el cero.

También se dieron momentos de tensión, con una gresca que involucró a todos los jugadores en el primer tiempo tras un forcejeo entre Sánchez y el zaguero colombiano Mina.

La única vez que Colombia se coronó campeón del torneo fue como local en 2001.

El partido tuvo un retraso de 20 minutos debido a que el plantel chileno quedó atascado en el pesado tráfico en Sao Paulo, y no pudo llegar a tiempo al estadio.

“Fue lamentable”, dijo el volante Aránguiz. “Ojalá que para la próxima tengamos una mejor organización”.

Chile llegó a la Copa América muy devaluado. Luego que no pudo clasificarse al Mundial del año pasado, la Roja decayó en sus partidos amistosos y Rueda era blanco de críticas. Su “generación dorada” — liderada por Vidal y Sánchez — parecía extinguirse al pasar de la barrera de los 30 años.

Pero Vidal estaba seguro que iban a sacar su casta en Brasil.

“En partido oficial, en esta Copa que somos los campeones, iba a salir el mejor Chile”, dijo Vidal. “Hay hambre de seguir logrando cosas, de lo que los jóvenes se están entrenando muy fuerte, que están tomando lo que los grandes hemos pasado en muchas ocasiones”.

SDW/AP

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.