La crisis de la gasolina ha vuelto a Venezuela

La crisis de la gasolina ha vuelto a Venezuela. Luego de más de un mes de una idílica tranquilidad, aparecen nuevamente las largas colas de vehículos para cargar combustible en las estaciones de servicio. La causa es que el sistema refinador venezolano se encuentra paralizado y el inventario alcanzó niveles críticos.

El pasado domingo 06 de septiembre el director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, Eudis Girot, informó que la refinería de Cardón se detuvo, cuando horas antes el mismo Girot había anunciado la reanudación de la producción

Fueron solo horas lo que duró operativa la refinería ubicada en el estado Falcón, que -a duras penas- había contribuido, junto a la gasolina iraní, a eliminar las colas en las estaciones de servicio.

“Se volvió a parar la planta de reformador en Cardón demasiado inestable la reactivación de la producción de gasolina. En estos momentos 10:30 pm bajando carga para evaluar daños. Se estima problemas en el reactor. Victor Clark esta amargado lo van a regañar”, escribió Girot en referencia a Victor Clark, quien ha sido el designado por el régimen para reactivación del Complejo Refinador de Paraguaná.

Los inventarios de gasolina en el país alcanzan ya el 23% y la situación, sobre todo en el interior, es tan crítica que ya ni siquiera los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) están haciendo cumplir con el orden “pico y placa” establecido por el Gobierno.

“Hoy no me tocaba. Sin embargo, hice la cola porque el guardia me dijo, cuando estaba llegando a la punta después de 3 horas, se acabó la gasolina y tuve que irme a mi casa con el tanque casi vacío”, declaró una mujer residente de Guatire, estado Miranda, quien prefirió ocultar su identidad.

Panorama de gasolina sin esperanza

En este contexto, todos los esfuerzos de Pdvsa están dirigidos a reactivar una salida estable de combustible. En el mejor escenario posible la producción podría llegar a 70.000 barriles por día (bpd). La probabilidad de que esto ocurra son en extremo bajas, reconocen fuentes del sector.

Los esfuerzos se enfocan en El Palito, con capacidad para procesar 140.000 barriles por día diarios de crudo, en Carabobo, y en Cardón, otro frente abierto con apoyo inicial de expertos y equipos provenientes de Irán, una infraestructura compleja, que, en conjunto con la refinería de Amuay, está diseñada para transformar 965.000 bpd.

Tal es la situación que cualquier arrancada o parada de ambas plantas es noticia de interés nacional. Hasta ahora, después de meses de trabajo, con limitaciones de equipo y personal, Venezuela había logrado sacar un promedio de entre 25.000 y 30.000 barriles por día de gasolina, cuando necesita no menos de 100.000 bpd.

El discurso del gobierno, por su parte, apunta como responsable de la situación a los Estados Unidos y las sanciones que impiden importar piezas, aditivos químicos, entre otros insumos necesarios para la reactivación completa de las refinerías venezolanas.

Se desconoce cuándo podría llegar otro “salvavidas” del gobierno iraní, pues el último envío de combustible fue incautado por las autoridades estadounidenses, razón por la cual no pudo llegar nunca a costas venezolanas.

Con información de RCTV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí