Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar

Una de las principales voces y actores políticos de la oposición insiste en que el desbloqueo de la crisis, por tratarse de un conflicto político cerrado y trancado en medio de una crisis económica estancada, debe ser pacífico y materializado a través de la vía electoral. Y es que Henry Ramos Allup, líder del partido Acción Democrática, propuso este miércoles que se abra un debate en el seno del Parlamento sobre la eventual instalación de un gobierno de transición.

De esta forma, Ramos Allup vuelve a poner en la agenda público y en el debate político nacional el elemento clave de la ruta planteada por Juan Guaidó, presidente de la AN, bajo su sistema de poder e influencias creado con su fuero como presidente del Parlamento y autojuramentado presidente interino de la República.

“Propongo que demos un debate sobre los regímenes de transición. Prepárense para que no vengan a rebuznar, Venezuela puede ser víctima de un reventón, eso tenemos que evitarlo”, dijo Ramos Allup, también ex presidente de la Asamblea Nacional en 2015.

La reciente propuesta de Guaidó, más allá de su ruta inicial del promovido “cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”, es la conformación de un Consejo de Estado integrado por civiles y militares, y con Maduro y el propio jefe de la AN separados de sus cargos. Ese podría ser el argumento de la oposición para poner en la palestra pública ese debate, que podría generar más tensión el ambiente político nacional junto a la posibilidad de una negociación clave.

“Hay que echarle (…) para robarse y pulverizar 998 mil millones de dólares en 20 años, más la totalidad de la renta interna. Lo que no se robaron, lo despilfarraron”, dijo Allup.

El parlamentario aduce a la compleja estructura de corrupción que, según las denuncias de Guaidó y su equipo, también extrajeron 300.000 millones de dólares de PDVSA, 570 millones de dólares en exportaciones ilícitas de oro y el consumo de la renta interna por petróleo del Estado para los grupos financieros del gobierno de Maduro.

A juicio de Ramos Allup, el país seguirá subsistiendo después de que el chavismo deje de ser un “gobierno de facto”.

Hasta ahora, el objetivo estratégico del grupo de poder con mayor influencia en la escena política opositora, que es el de la alianza entre Ramos Allup y Guaidó, se plantea como única salida factible una progresión política previamente negociada con el chavismo en un régimen transicional.

“Yo les aseguro que la inmensa mayoría de la oposición venezolana lo que quiere es que se resuelvan las cosas en paz porque sabemos lo que son los regímenes transicionales”, manifestó el dirigente adeco en la sesión de la AN de este martes.

SDW/Agencias

Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Para mayor seguridad, se requiere el uso del servicio reCAPTCHA de Google, que está sujeto a la Política de privacidad de Google y a sus Condiciones de uso.

Estoy de acuerdo con estos término .