El ciclo norte verano que debió iniciar este 1 de noviembre para la siembra de leguminosas, está prácticamente paralizado

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), Celso Fantinel, manifestó que el ciclo norte verano que debió iniciar este 1 de noviembre para la siembra de leguminosas, está prácticamente paralizado porque no se han logrado terminar las labores de cosecha.

«Los reportes que tenemos de nuestros productores del occidente del país, Lara y Cojedes es que no han podido iniciar el trabajo de los suelos y las tierras porque los cultivos son muy mecanizados y para eso se deben consumir muchos litros de diésel, alrededor de unos 120 litros por hectárea, y los productores no tienen ese inventario. Alrededor de 1% de los productores que tenían alguna reserva de gasoil están preparando suelo para sembrar frijol chino… son divisas que entran al país y no lo estamos aprovechando», indicó el dirigente.

De llegar al 1 de diciembre en esta situación, Fantinel recomienda a los productores no sembrar porque habrá una pérdida en el rendimiento y el capital e «irán directamente a la quiebra».

El presidente de Fedeagro, además, ve con preocupación el aumento en el precio del diésel y alertó que la medida puede llevar a la quiebra a los productores.

«En el caso de los cereales aumentaría alrededor de 10% el patrón de costo, sobre todo la estructura de maquinaria, ya la tenemos alrededor de 300 dólares eso, la llevaría casi a 400 dólares», destacó Fedeagro.

El máximo representante de Fedeagro realizó un balance sobre la siembra de este año 2021, y reiteró la recuperación en la superficie del maíz blanco y amarillo de 20%, equivalente a 200.000 hectáreas, de la cuales 70% es de maíz blanco, mientras que en el caso del maíz amarillo se compensará con importaciones.

«Vemos que sigue llegando materia prima… entraron cargamentos de maíz blanco y amarillo en plena cosecha, incumpliendo los acuerdos en el Consejo Superior de Economía Productiva, realmente los productores son los que están padeciendo todos estos males, no hay financiamiento», alertó Fantinel.

Durante este 2021, el rubro más perjudicado fue el arroz, debido a su poca rentabilidad por no crecer en superficie ni en rendimiento.

Lea también: Fruticultores en Venezuela afectados por escasez de combustible y altos costos de materiales

«El arroz necesita no solo diésel para hacer las labores de campo, también para su riego. Muchos productores han tenido que cambiar de bombas eléctricas a bombas de diésel, y eso es un continuo gasto que está llevando a nuestros productores a la quiebra. El arroz tiene una pésima comercialización, ni siquiera cubre los gastos mínimos de producción».

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), Celso Fantinel, agregó que ya se encuentran comprando insumos para el 2022 porque de no hacerlo ahora, no podrán llevar a cabo el ciclo correspondiente al mes de mayo.

Con información de Banca y Negocios

- Advertisement -
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí