Si pensabas que un poco de dolor en la intimidad era algo extraño, te sorprenderás lo frecuente que es una práctica como esta. Además, te contamos todo sobre la relación entre el placer y el dolor, no es cosa de locos

Ya te hemos hablado mucho de las fantasías sexuales, pero lo que quizá no sabías es que la gran mayoría de las personas imagina sexo rudo, no en extremo, pero sí con un poco de dolor. Eso nos lleva al tema de hoy: qué significan las nalgadas en el sexo.

Aunque algunas personas consideran el dolor en el sexo como algo exagerado y es válido porque todos tenemos gustos distintos, hay otros que prefieren un poco más de emoción y adrenalina. La realidad es que en el sexo todo es válido cuando ambas personas están de acuerdo y no se están lastimando física ni emocionalmente. Dejando de eso de lado, ¿alguna vez te preguntaste qué significan las nalgadas en el sexo o por qué algunas parejas hacen de ellas algo recurrente en la intimidad? Hasta chistes hacen algunos y ya sabes, cuando el río suena es por que agua lleva. ¿Es una locura? ¿A todos les gusta? Veamos qué dicen los expertos.

¿QUÉ SIGNIFICAN LAS NALGADAS EN EL SEXO?

Aunque muchos asociamos las nalgadas con una muestra de disciplina, por ejemplo, la que un padre o una madre da a un niño que se porta mal, en la adultez y específicamente en la pareja, cobra otro sentido. Por una parte tenemos lo delicioso que es el contacto físico y el hecho de que tocar el trasero de nuestra pareja es una forma de decir “te deseo”.

Por la otra, hablando específicamente de las nalgadas en el sexo, se trata de una recompensa erótica. Así lo explica Tyomi Morgan, guía sexual. Ella indica que las nalgadas son un impacto consensual, donde pueden emplearse las manos u otras herramientas y que estos ligeros golpes no solo se dan en el trasero sino también en los muslos, senos y otros.

El punto es golpear alguna parte carnosa del cuerpo y puede resultar excitante porque recibir este impacto hace que el cerebro libere hormonas que nos producen felicidad en lugar de sentir dolor como la dopamina, adrenalina y oxitocina, por lo que en lugar de que duela y nos provoque sufrimiento, simplemente derivan en placer y un nivel más alto de excitación.

¿ES MUY ATREVIDO PEDIRLE A NUESTRA PAREJA QUE NOS DÉ UNA NALGADA O DARLE UNA?

Mucho dependerá del nivel de confianza y comunicación que exista entre ustedes. Lo ideal es que estén en la misma sintonía en todos los aspectos de la relación de pareja incluído el sexo y que tengan la confianza de hablar de sus fantasías, las cosas que les gustaría probar y también lo que jamás aceptarían.

Hablar de las nalgadas en el sexo también implica limitar en qué punto es algo para disfrutar y en qué otro se considera abuso o maltrato. Es importante que ambos dicten reglas y límites para disfrutar de su intimidad, por lo que no tendrías que tener pena, total, lo peor que puede pasar es que te digan que no, pero nadie puede obligarte a dar o recibir nalgadas.

LA CIENCIA DE LAS NALGADAS SEXUALES

Como las nalgadas en el sexo son parte de lo que se considera “sexo rudo” o “sexo intenso”, antes de practicarlas deberán marcar una palabra que al mencionarse indicará que el encuentro debe detenerse. Después, proceder con la palma de la mano por ser la parte más carnosa, así generará el impacto deseado.

Expertos en sexualidad como Tyomi Morgan aseguran que las nalgadas deben iniciar suavemente y luego pueden irse intensificando según la preferencia de la pareja. Se recomienda también frotar el área donde se dio el golpe para evitar la aparición de marcas y aumentar el placer.

Por lo general, la parte inferior del glúteo será la indicada para recibir este tipo de impacto, pues al ser la más blanda, producirá más placer que dolor y además, mandará vibraciones a la zona genital que provocará más estimulación sexual y lubricación.

SDW/Soy Carmin

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí