Se trata del primer viaje al extranjero de Francisco, de 84 años, desde su operación de colon a principios de julio

El papa Francisco se reunió con miembros de la minoría romaní, que tiene unos 400.000 miembros en Eslovaquia, durante su visita al deteriorado barrio Lunik IX en Kosice, en el este del país.

El sumo pontífice argentino comenzó su jornada en la ciudad de Presov, a unos 40km de Kosice, donde celebró una misa según el rito bizantino en la que participaron unos 30.000 fieles que lo aclamaron al paso del papamóvil.

Se trata del primer viaje al extranjero de Francisco, de 84 años, desde su operación de colon a principios de julio. Hasta el momento se lo ha visto en buen estado de salud.

En el barrio Lunik IX de Kosice conviven casi 4.500 habitantes, apretujados en un espacio destinado a acoger la mitad. Numerosos edificios no tienen electricidad, calefacción, gas o agua corriente porque su suministro fue cortado por impago de facturas.

«Es formidable que el Santo Padre venga a un lugar donde nadie quiere ir», declaró Peter Besenyei, dirigente de la comunidad salesiana local y responsable pastoral de los gitanos en la archidiócesis de Kosice.

«Es difícil encontrar profesores en Lunik IX, curas que estén dispuestos a trabajar, y el papa viene a este ambiente difícil», dijo a la AFP.

En las semanas previas a la visita, las autoridades de la ciudad limpiaron el barrio y repararon la carretera que conduce a él.

Para Rudolf Mosorov, un habitante de Lunik IX de 66 años, la visita del papa es un «milagro». «Nos traerá la bendición de Dios», celebró.

Casi un 20% de los gitanos de Eslovaquia viven en una pobreza extrema, en más de 600 barriadas, especialmente en el sur y el este de este país de la zona euro de 5,4 millones de habitantes.

El este de Eslovaquia es una de las zonas con menos PIB per cápita de la Unión Europea.

– «Prejuicios y estereotipos» –

Los gitanos están considerados como la minoría étnica más populosa del continente, con grandes comunidades que viven en Europa Central y Oriental.

Según los historiadores, medio millón de romaníes murieron a manos de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, lo que equivale a una cuarta parte de la población.

Una coral de 35 niños gitanos cantará para el pontífice, que se espera que pronuncie algunas palabras en el idioma romaní.

Según Iveta Duchonova, responsable de la oficina del delegado gubernamental para esta comunidad, «en 2016, un informe de la UE sobre minorías y discriminación reveló que un 54% de los gitanos en Eslovaquia habían sido víctimas de discriminación por su pertenencia étnica».

Esta discriminación «persiste» y «es ampliamente tolerada», declaró a la AFP.

Lea también: Para el Papa Francisco Eslovaquia es “un mensaje de paz en el corazón de Europa”

El racismo antigitano «no es consecuencia de su vida, sino que se sostiene en modelos históricos de discriminación, prejuicios y estereotipos» contra ellos, dijo Duchonova.

El papa Francisco se reúne con jóvenes en un estadio de Kosice el martes a final de la jornada.

Casi un millón de eslovacos viven en el extranjero donde buscan un trabajo mejor remunerado, según estimaciones locales.

Con información de AFP

- Advertisement -
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí