La canasta alimentaria para una familia de cinco miembros que registra el observatorio volvió a superar los 300 dólares

La canasta alimentaria sigue tocando máximos históricos. De acuerdo al vocero del observatorio, la reciente reconversión monetaria anunciada la semana pasada “no va a detener la hiperinflación”.

Luego de registrar la tasa más baja del año en junio, la inflación venezolana volvió a repuntar en julio ubicándose en 19%, de acuerdo a datos del centro de análisis económico Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF).

“Después de tres años, no hay medidas para abatir la hiperinflación. La hiperinflación sigue, aunque los últimos meses ha estado variando la tasa de variación de precios a una tasa menor”, indicó este lunes Ángel Alvarado, economista y coordinador del OVF.

La inflación acumulada en lo que va de año registró un 415,7% y la interanual fue de 1.984%, de acuerdo al Observatorio. La última tasa de inflación reflejada en la página del Banco Central de Venezuela (BCV) es la de mayo (28,5%.).

Al hablar sobre el porqué de esta aceleración, Alvarado señaló al crecimiento de la liquidez monetaria como uno de los factores. El OVF también habla de una “depreciación del [tipo de] cambio”.

A diferencias de otros meses, el rubro que más aumentó fue el de educación (36,1%), seguido de equipamiento del hogar (31,6%) y bebidas alcohólicas y tabaco (24,9%). Los alimentos y bebidas no alcohólicas aumentaron un 19,4%.

Canasta en alza

La canasta alimentaria para una familia de cinco miembros que registra el observatorio volvió a superar los 300 dólares, para llegar a 303,8 dólares.

Mirla Pérez, del Centro de Investigaciones Populares y quien acompañó a Alvarado en la rueda de prensa, explicó que esta cifra significa familiarmente que cada miembro debería aportar 60 dólares para la comida.

Además, indicó Pérez que “se necesitan aproximadamente 162 sueldos mínimos solo para alimentos”, que actualmente se ubica en 7 millones de bolívares o 1,7 dólares al tipo de cambio oficial; sin contar con los 3 millones de bolívares, o menos de un dólar, del bono alimentación.

¿Y la reconversión?

En materia económica, el Gobierno anunció la semana pasada la tercera reconversión monetaria del bolívar en un poco más de una década y le quitó seis ceros a la moneda. De acuerdo al comunicado del Banco Central, esto no “afecta el valor de la moneda” y se trata de un proceso dirigido «a rescatar su fortaleza”.

Para el economista Alvarado, esta medida no tiene sentido hacerla en pleno periodo de hiperinflación “porque el dinero se pierde”. Indicó que estos ceros menos pueden facilitar algunas transacciones en la economía, pero reiteró que se trataba de un “maquillaje contable”.

Lea también: La inflación en Venezuela hace imposible el servicio funerario, los costos oscilan entre 450 y 600 dólares

 “Esto no va detener la hiperinflación ni va disminuir su tasa. De hecho, la experiencia que tuvimos en 2018 es que se aceleró cuando se hizo la reconversión”, concluyó.

 

VAO

- Advertisement -
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí