Leandro Rodriguez Linares
Leandro Rodriguez Linares

Leandro Rodríguez Linárez

Un paréntesis: Con un día de diferencia, dos hechos que se exhiben como relevantes. El primero, la Sala Constitucional del máximo órgano de justicia de Cabo Verde finalmente extingue todos los esfuerzos del régimen venezolano para librar a Alex Saab. Quien les escribe, no puede afirmar ni descartar nada acerca de este personaje, pero sí nos llama la atención el faraónico esfuerzo del chavismo para librarlo de la justicia estadounidense ¿Por qué tanta esquizofrenia? Imaginamos pronto lo sabremos.

El otro zarpazo al castrismo venezolano, la detención en España del “Pollo Carvajal”, otro solicitado por la justicia del gigante del norte. Le acusan de narcotráfico, blanqueo de capitales y colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mientras estaba al servicio de Chávez y Maduro. Insistimos, no estamos calificados para desmentir ni aseverar nada, será el tiempo quien determine los hechos, las consecuencias, los responsables.

Ahora bien, podríamos suponer un nerviosismo desaforado en el seno del chavismo producto de estos eventos sobrevenidos, podríamos aseverar el régimen “la está pasando muy mal”, pero no… afortunadamente para ellos, nuestro país se encuentra al margen del mundo, blindado por instituciones psuvizadas que solo velan por el sostenimiento del castrismo venezolano, dentro del país son amos y señores.

Por otra parte, el chavismo aún mantiene una sugestiva sonrisa, pues sus dos armas no tan secretas, anti desenlaces desastrosos (para ellos), están en plena faena: otro proceso de diálogo y su subsecuente proceso electoral. Se imaginan que con lo de Saab, Carvajal, además tuvieran que lidiar con una oposición férrea, que dijera no a estos artilugios (diálogos estériles al país y elecciones inconstitucionales), allí sí podríamos inferir “el chavismo la está pasando realmente mal”, pero gracias a liderazgos desenfocado (por decir lo más sutil) el chavismo no solo respira tranquilo, sino que no ve amenazada su estancia en el poder a pesar de ser la expresión más elevada de la kakistrocracia, el gobierno de los peores.

En política, a pesar de ser una ciencia social, las matemáticas, las estadísticas, los números también son vitales, solo hay que saber comprenderlos. Ganar elecciones limpiamente y con amplia ventaja nunca será lo mismo que ganarlas con trampas y exiguamente. Al respecto, los venezolanos opuestos a procesos electorales divorciados de la ley y la Constitución somos más, una amplia mayoría de al menos 70% de la nación, sin considerar que quienes aún votan pertenecen a un abultado numero de personas obligadas, amenazadas, en contra de su voluntad.

Siendo así las cosas ¿Cómo comprender que continuar votando, en las mismas condiciones de inconstitucionalidad que destruye a Venezuela desde hace más de 20 años, ahora sí nos va a salvar? ¿Cómo comprender el porqué de este desafío al desiderátum ciudadano más legítimo y arraigado entre los venezolanos, la abstención, que además ha sido lo que más duro ha golpeado al régimen? No hay respuesta honorable a estas interrogantes.

Lea también: 

De este modo, lo sensato, lo racional, lo estratégica y moralmente correcto es organizar a la más grande (y casi única) fuerza política en Venezuela ¡La abstención! En ella se reúne el descontento contra el régimen y sus colaboradores. Insistimos, quienes le hablen, le ofrezcan estrategias, planes y acciones concretas, eso sí, al margen de la agenda del chavismo, podrán encaminar la segunda independencia de Venezuela.

@leandrotango       

- Advertisement -
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí