Investigadores de la Universidad de Georgia, en Atlanta, EEUU, presentaron un estudio preliminar en el cual muestran los resultados de un nuevo fármaco

Al parecer surge una maravillosa luz en el largo túnel de la pandemia del Coronavirus. Investigadores de la Universidad de Georgia, en Atlanta, EEUU, presentaron un estudio preliminar en el cual muestran los resultados de un nuevo fármaco llamado Molnupiravir para frenar el contagio de la COVID en un lapso de 24 horas.

Los doctores Robert M. Cox, Josef D. Wolf y Richard K. Plemper, del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Estatal de Georgia, son los encargados de la publicación del estudio científico que el laboratorio Merck Sharp & Dohme (Merck&Co en Estados Unidos y Canadá) lleva adelante en su Fase III en 300.000 personas internadas con la enfermedad.

La reconocida revista de estudios científicos y clínicos Nature Microbiology publicó recientemente que el Molnupiravir es un antiviral que se administra por vía oral.

En principio, fue diseñado para tratar la gripe y evitar que el virus haga copias de sí mismo, creando errores durante la replicación del ARN viral. De comenzarse el tratamiento a tiempo, los contagiados podrían obtener grandes beneficios para ellos y el resto de la sociedad debido a que el medicamento podría detener el paso a la gravedad del paciente, hacer más breve su infección y evitar los brotes comunitarios.

De acuerdo a la publicación en la revista científica, este fármaco antiviral podría evitar que los portadores del virus desarrollen síntomas graves y transmitan la enfermedad, además de contener los brotes locales “en un solo día”.

El doctor Richard Plempler dijo que «observamos desde el principio que el MK-4482 / EIDD-2801 (nombre técnico del medicamento) tiene una actividad de amplio espectro contra los virus de ARN (ácido ribonucleico) respiratorios y que el tratamiento oral de los animales infectados con el fármaco reduce la cantidad de partículas virales diseminadas en varios órdenes de magnitud, lo que reduce drásticamente la transmisión”, afirmó el Plemper. “Estas propiedades hicieron de MK-4482 / EIDD / 2801 un poderoso candidato para el control farmacológico de COVID-19”.

El especialista reveló que utilizó un modelo de hurón para probar el efecto del fármaco para detener la propagación del virus ya que estos animales propagan fácilmente el SARVS-COV-2.

Lea tambiénSegún OMS no se debe utilizar Ivermectina en tratamientos contra Covid-19

Por lo pronto, la nueva píldora «salvadora» se está evaluando para determinar si puede ayudar a los pacientes que no solo se contagiaron del virus SARS-CoV-2 sino que además ya desarrollaron la enfermedad, COVID-19.

El molnupiravir se diseñó originalmente para combatir la influenza, y los científicos están probando la seguridad, tolerabilidad y eficacia de este tratamiento en la tasa de recuperación de los pacientes COVID-19.

Así que además de las vacunas laboratorios y comunidades científicas en general parece que pronto apostarán a este nuevo fármaco contra esta pandemia que mantiene azotado al mundo entero.

Nature Microbiology

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí