Buscan donde llenar sus envases, pipas y hasta tanques

Parece que los días pasan y la calamidad se hace más extensa ya que el tiempo sin el servicio de agua ya no suma días, sino semanas.

En Maracaibo no se quedaron en casa y en medio del calor y la sequía que abruma la ciudad salieron a buscar agua, y es que tal como dice la gaita “¿Qué más te puede pasar qué ya no te haya pasado?”.

Las altas temperaturas del saliente mes de mayo junto a las varias semanas sin servicio de agua tienen con sed a los habitantes de Maracaibo. Unos aseguran sobrevivir, pero todo parece estar en contra y es que además de las condiciones climáticas se juntan otros factores que no dan tregua: racionamiento eléctrico y coronavirus.

Los habitantes lo saben bien, sobre todo en las barriadas, que son las más afectadas. Por ello algunos habitantes, de las que se encuentran al noreste de la ciudad, se fueron al Parque La Marina a llenar sus potes.

Llevan varias semanas sin agua y a solo pocos días de ser un mes. La necesidad los puso sobre el asfalto y manos en pote iniciaron su andar. Desde Punta de Piedra hasta Altos de Jalisco se lanzaron a probar suerte, algunos pudieron llenar.

Por un momento, el lugar que debería ser un centro de recreación se transformó nuevamente en una especie de llenadero, pues… No es la primera vez que pasa.

Al llegar muchos tuvieron dos opciones: una, de los tanques emergentes del parque y la segunda, hasta de las fuentes. Siendo esta para algunos la mejor alternativa pues se encontraba “más limpia”.

Más al norte está Glenda González, otra de las afectadas, asegura estar desde hace más de una semana con el tanque ya en las últimas, pues el servicio, que tiempo atrás llegaba cada uno o dos días de forma quincenal, no les ha sido repuesto desde hace más 20 días.

“Estamos peor, así no se puede, uno no tiene con que lavarse, ni cocinar, y aja con el covid en la calle ni para lavarse las manos. Estamos a punta de antibacterial. Y para tomar andamos comprando botellones”, dijo González.

Desde las últimas veces que se les distribuyó el servicio comenzó la insatisfacción de los habitantes, debido a que denunciaron irregularidades en la coloración de la misma. “A los tanques lo que les queda es el barro pegado. La última vez que vino fue turbia, de otro color, igual agarramos, y así la tuvimos que usar, igual desde esa vez compramos agua de botellón”, finalizó González.

Tienen sed

Algunos simplemente el cuerpo y la paciencia no les da para mitigar las fuertes temperaturas de los últimos días y se van a gastar lo que les quedó en la tarjeta en el preciado líquido.

“No hay agua, demasiado calor y uno no es un camello, esto se cuenta y no cree, pero aquí es ya costumbre, cuando peor se está es cuando más nos limitan las cosas”, dijo Laura Rodríguez.

Ancianos, jóvenes y niños de Maracaibo hacen el esfuerzo con carretillas y otros al hombro. La idea es llenar cuanto pote se consiga para poder tener reservas. Algunos han tenido que comprarla para bañarse, debido a que la última vez que recibieron el líquido fue con barro.

Lea tambiénSin agua, el Zulia sigue como entidad con el mayor número de contagios

 “El tanque tiene pura agua de esa, y con el Sol cuando se calentó parecía aguas de esas curativas, de que eso no tienen nada, lo que van es a enfermar. Aquí estoy dejando de comprar para la comida para poder tener agua antes de que se acabe aquí. Porque ya estos también se están quedando sin agua de tanta gente que ha venido”, remató Rodríguez.

Parque La Marina otra vez llenadero
Fotos: Noticia al Día

Noticia al Día

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí