Jóvenes en Jornada de la Juventud

Mensaje del Papa para la XXXVI Jornada Mundial de la Juventud 2021

El 21 de noviembre se celebrará la JMJ 2021 a nivel diocesano en las Iglesias locales de todo el mundo. Para esta ocasión, el Papa ha enviado un texto firmado en la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, que forma parte de un ciclo de tres mensajes que acompañan a los jóvenes en el camino entre la JMJ de Panamá 2019 y la de Lisboa 2023, todos ellos centrados en el verbo «levantarse».

«¡Levántate! Te hago testigo de las cosas que has visto». (cf. Hch 26,16): este es el tema del Mensaje del Santo Padre a los jóvenes con motivo de la XXXVI Jornada Mundial de la Juventud 2021, que se celebrará a nivel diocesano el 21 de noviembre en las Iglesias locales de todo el mundo.

Para la ocasión, el Papa ha enviado un texto firmado en la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, que forma parte de un ciclo de tres mensajes que acompañan a los jóvenes en el camino entre la JMJ de Panamá 2019 y la de Lisboa 2023, todos ellos centrados en el verbo «levantarse».

Este año, la Jornada invita a los jóvenes a meditar sobre la conversión de San Pablo, que pasó de ser un «perseguidor-ejecutor» a un «discípulo-testigo».

En este contexto, releyendo el episodio de Damasco, punto de inflexión en la historia del Apóstol de las Naciones, el Papa guía a los jóvenes al descubrimiento del amor incondicional de Dios por cada hombre. «El Señor -escribe Francisco- eligió a alguien que incluso lo había perseguido, que había sido completamente hostil a Él y a los suyos. Pero no existe una persona que para Dios sea irrecuperable. Por medio del encuentro personal con Él siempre es posible volver a empezar. Ningún joven está fuera del alcance de la gracia y de la misericordia de Dios”.

No dispersar la fuerza y la pasión de los jóvenes

Además, el Pontífice observa que la actitud de Pablo antes del encuentro con Jesús resucitado no resulta extraña a los jóvenes, ya que el apóstol tenía fuerza y pasión en su corazón, aunque luchaba «una batalla sin sentido».  Por ello -continúa explicando- resulta fundamental abirir los ojos para ver correctamente, sin caer en el riesgo de perderse en la lucha de causas que, en el origen defienden valores justos pero que, llevadas al extremo, se vuelven ideologías destructivas.

“¡Cuántos jóvenes hoy, tal vez empujados por las propias convicciones políticas o religiosas, terminan por convertirse en instrumentos de violencia y destrucción en la vida de muchos! Algunos, nativos digitales, encuentran en el ámbito virtual y en las redes sociales el nuevo campo de batalla, utilizando sin escrúpulos el arma de las noticias falsas para esparcir veneno y destruir a sus adversarios”

De ahí la importancia -recuerda el Papa- de destacar que cuando el Señor irrumpió en la vida de Pablo, «no anuló su personalidad, no borró su celo y su pasión, sino que hizo fructificar sus talentos para hacer de él el gran evangelizador hasta los confines de la tierra».

«Levántate y conviértete en testigo»

Francisco también ofrece en su mensaje algunas indicaciones concretas sobre cómo «levantarse» y «convertirse en testigos» de los muchos compañeros que encontramos «en el ‘camino de Damasco’ de nuestro tiempo», como en su momento le ocurrió a Saulo de Tarso, quien posteriormente se convertiría en Pablo, el apóstol de los gentiles:

«Levántate y testimonia tu experiencia de ciego que ha encontrado la luz, que ha visto el bien y la belleza de Dios en sí mismo, en los otros y en la comunión de la Iglesia que vence toda soledad».

«Levántate y testimonia el amor y el respeto que es posible instaurar en las relaciones humanas, en la vida familiar, en el diálogo entre padres e hijos, entre jóvenes y ancianos».

«Levántate y defiende la justicia social, la verdad, la honradez y los derechos humanos; a los perseguidos, a los pobres y los vulnerables, a los que no tienen voz en la sociedad y a los inmigrantes».

«Levántate y testimonia la nueva mirada que te hace ver la creación con ojos maravillados, que te hace reconocer la tierra como nuestra casa común y que te da el valor de defender la ecología integral».

«Levántate y testimonia que las existencias fracasadas pueden ser reconstruidas, que las personas que ya han muerto en el espíritu pueden resurgir, que las personas esclavas pueden volverse libres, que los corazones oprimidos por la tristeza pueden volver a encontrar la esperanza».

«Levántate y testimonia con alegría que Cristo vive. Difunde su mensaje de amor y salvación entre tus coetáneos, en la escuela, en la universidad, en el trabajo, en el mundo digital, en todas partes».

Abrazar la vida nueva desde el Bautismo

El Papa finaliza su mensaje puntualizando que al abrazar la vida nueva que nos fue dada en el bautismo, recibimos también una misión del Señor: “¡Serás mi testigo!”.

“Es una misión a la que dedicarse, que lleva a cambiar la vida. Hoy la invitación de Cristo a Pablo también se dirige a cada una y cada uno de los jóvenes: «¡Levántate! No puedes quedarte tirado en el suelo sintiendo pena de ti mismo, ¡hay una misión que te espera! También tú puedes ser testigo de las obras que Jesús ha comenzado a realizar en ti”

Cabe destacar que este año, por primera vez, la edición diocesana de la Jornada Mundial de la Juventud se celebrará en la solemnidad de Cristo Rey del Universo.

Lea también: 

El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida ha publicado recientemente el subsidio Orientaciones Pastorales para la Celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en las Iglesias Particulares, que recoge las inspiraciones y la experiencia de la pasada JMJ, con el fin de que la celebración de esta «Jornada de la Juventud» sea aún más fructífera para las comunidades locales y para la pastoral juvenil ordinaria.

La próxima edición internacional de la JMJ se celebrará en Lisboa en 2023 bajo el lema: «María se levantó y partió sin demora» (Lc 1,39).

Vatican News

- Advertisement -
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí