Divina Pastora

Taremos  para ti algunos datos resaltantes de la hermosa advocación de la Divina Pastora, cuya fiesta especial se celebrará este jueves 14 de enero.

Son muchos los aspectos a resaltar de esta devoción mariana que identifica al larense católico en todo el mundo. La devoción nació en Sevilla- España en 1703 por un padre capuchino, de nombre Fray Isidoro, pero fue el escultor Francisco Ruiz Gijón el encargado de esculpir la primera imagen en tamaño natural en 1705.

La Madre del Divino Pastor estaba rodeada de ovejas, llevaba sombrero y un báculo en la mano, una representación muy conmovedora del rol de María como guía del rebaño. María no es solo Madre, es también pastora de las ovejas que quieren seguir a Jesús.

Cuenta la tradición que la imagen de la Divina Pastora traída desde España debió llegar a la Iglesia Concepción, pero por un error fue enviada a Santa Rosa y ahí se quedó para siempre.

Entre los múltiples favores que se le asigna a la Divina Pastora esta el cese del cólera en 1856. Por esta causa, el Padre Macario Yépez organiza la primera procesión y, desde entonces, se ha realizado por 165 ocasiones.

Han sido miles los milagros concedidos por la Divina Pastora desde que fue canonizada, pero la procesión que se le hace a la Madre de Dios en Barquisimeto, inició con la petición que le hizo el presbítero Macario Yépez, mientras cargaba a la Virgen desde el pueblo de Santa Rosa hasta la cruz salvadora ubicada en Tierritas Blancas (actualmente la Iglesia Claret), el 14 de enero de 1856.

Para la época Barquisimeto estuvo cundida de una peste, el cólera, donde cientos de personas fallecieron debido a la falta de medicamentos y que solo habían dos médicos en la ciudad para atender a todos los pacientes.

Ante esta situación, Yépez emprendió una caminata con la venerada imagen a cuestas, entre oraciones, penitencias y súplicas por la terrible epidemia. En el camino, el presbítero pidió a la Excelsa Patrona, ser la última víctima de la peste.

Lea también: “Vestida de Amor”: Divina Pastora lució en su bajada un vestido del año 2000

En junio de 1856, el Pbro. Macario Yépez, falleció producto de esta enfermedad. Tras su muerte la peste fue desapareciendo progresivamente.

Desde entonces, el pueblo barquisimetano recibe a la Madre de Dios en la Iglesia Claret, y acompaña a la Virgen por todas las calles e iglesias de la ciudad, llenos de fe.

En la actualidad, la Divina Pastora sale desde Santa Rosa, hace una parada en la Plaza Macario Yépez, y continúa su recorrido hasta la Catedral de Barquisimeto donde se hospeda durante tres días, para luego seguir el camino por las iglesias de la ciudad.

Con información de El Impulso

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí