Hoy es martes 13 del 2020: No cases ni te embarques

Martes 13

Martes 13 del este año 2020 que no ha sido nada fácil para el mundo entero: pero qué significa y por qué se cree que es un día de mala suerte

Desde la antigüedad, diferentes mitos rodean tanto al día martes como al número 13. Qué hay detrás de esta creencia que se impone en España, Grecia y América Latina.

Lea también: Derriban estatuas en protestas del Día de Colón en Portland

Aunque muchos lo nieguen, la realidad es que todos somos un poco supersticiosos. Una cintita roja nunca falta en el bolso o la muñeca, jamás pasamos por debajo de escalera y, con seguridad, nunca abrimos un paraguas adentro de nuestra casa.

Y si de supersticiones hablamos, la del martes 13 se encuentra en el podio de las creencias a las que todos respetamos y -por qué no- tememos. Tanto es así, que esta fecha hasta tiene un refrán particular y propio, uno que cada vez que se acercaba en el calendario nuestras abuelas repetían: “Martes 13, no te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes”, aconseja.

Tan mítico como enigmático, desde siempre escuchamos historias sobre la mala suerte del martes 13. Pero, ¿cuál es el origen de esta superstición?

Martes, día de brujas y algo más…

El martes es el día del planeta Marte, el dios de la guerra, la destrucción y la violencia; uno de los dos maléficos (el menor) asociado con todo tipo de desgracias.

“Marte es un planeta de maldad natural. Es gastador, malvado, cruel, ama matar y las matanzas, las peleas, los pleitos y las discusiones. Es el planeta rojo, de la sangre, de la infortuna rápida, es el que se ensaña pronto con crueldad y el que no se controla cuando se enoja”, explica la astróloga Patricia Kesselman.

Entonces, esto quiere decir que el día que le pertenece a Marte es un día que es propicio para este tipo de cosas (emprender guerras y batallas) pero no es bueno para las cosas agradables. Los días martes, en síntesis, son días “agresivos”.

Además, es sabido que los martes (al igual que los viernes) son los preferidos para la magia debido a que se considera que los espíritus están más cerca, lo que resulta óptimo para la hechicería.

Pero la mala fama del segundo (o, para algunos, tercer) día de la semana no es nuevo. Desde finales de la Edad Media que viene arrastrando una opinión negativa. ¿La razón? Constantinopla cayó el martes 29 de mayo de 1453 e implicó, en aquel momento, una gran crisis para la comunidad cristiana que se encargó de extender por el mundo su opinión poco favorable acerca de este día.

Otros creen, además, “que la destrucción de la torre de Babel se produjo un día martes 13 y, por eso, también se lo asocia con todo tipo de destrucción”, dice Kesselman.

El 13, número de mala suerte… ¿O no tanto?

Con respecto a este número, las versiones son muchas. Primero, “la mala fama del 13 puede tener que ver con la carta del Tarot que lleva ese valor que es la carta de la muerte y corresponde al primer número después de la finalización de un ciclo (12) y se relaciona con un nuevo inicio (nacimiento, muerte y regeneración) pasando, previamente, por la disolución”, comenta la astróloga.

Y detalla: “Esa carta se refiere a la primera fase después de un deceso, del cese de las funciones cardíacas y de la separación del alma del cuerpo físico. Esta fase -de acuerdo a los ocultistas- es muy complicada y dolorosa porque al hombre lo envuelve la inconciencia y un velo de vacío. Eso es lo que simbolizan la carta de la muerte y el número 13 para el Tarot”.

En su libro “La superstición dice…”, Carmen Torrente afirma que “para los griegos era un número sagrado: Zeus era el rey del Olimpo, acompañado por doce dioses. Sin embargo, la fatalidad de este número se recuerda en la mitología nórdica antes de la era cristiana. Doce dioses fueron invitados a un banquete en el Walhalla. Loki, el espíritu de la pelea y del mal se introdujo sin permiso en la fiesta, lo que sumó el número de comensales a 13. En determinado momento se produjo una lucha para expulsarlo, en la que Balder, el dios favorito, encontró la muerte. En la cena más famosa de la historia, la Última Cena, de Cristo y sus apóstoles, los comensales eran trece. Por esta razón, desde principios de la era cristiana, produce pavor que 13 personas estén sentadas a una mesa”.

Este número, además, “tiene un simbolismo  kármico ya que significa demasiada estabilidad y poca elevación: 13=1+3= 4. Son los cuatro elementos que simbolizan el mundo material faltando, desde luego, la proyección espiritual del hombre que es simbolizada totalmente por el número 7. Al número 13 se lo relaciona con pérdidas y con una estabilidad material sin aspiraciones, como es el 4 (relacionado con un cuadrado), que tiene pocas chances de movimiento y cambio”, agrega Kesselman.

De verdad, sobran razones si queremos pensar que el martes 13 es un día de desgracias y mala suerte. Sin embargo, esas connotaciones negativas no tienen fundamentos científicos, por lo cual debemos tener muy claro que sólo se trata de una superstición.

Pero, por las dudas, arranquemos con el pie derecho, crucemos los dedos… ¡Y disfrutemos el día!

Con información de El Clarín Internacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí