Guillermo García

El ahora actor de Hollywood venezolano, Guillermo García ofreció una reciente entrevista en la que declaró que fue taxista, trabajó en pizzerías y restaurantes de Los Ángeles. Vivió días frustrantes y fue muy infeliz antes de llegar a las grandes pantallas.

Contó que migró con su familia en busca de un mejor futuro y que se le hacía cada vez más difícil dedicarse a la actuación en la ciudad de Los Ángeles, Había pasado mucho tiempo buscando una oportunidad hasta que un buen amigo, el actor colombiano Juan Pablo Raba, le comentó de un casting que le cambiaría la vida.

A pesar de haber tenido diferentes trabajos a lo largo del tiempo, asegura que no era feliz: “La primera lección que me dejó ser repartidor de comida es que pagan muy mal. Como Uber, fui un buen taxista. Me fue superbien, tenía 4.96 en la puntuación. La gente dejaba en los comentarios que había tenido una buena conversación. Como hago comedia, probaba mis chistes con los pasajeros. Pero te engañaría si te digo que fui feliz. Hubo días en los que estuve muy triste porque lo que quería era actuar”.

Mientras ganaba dinero para sobrevivir, intentaba obtener una oportunidad en Hollywood. En sus trabajos eran comprensivos y le facilitaban asistir a los castings; “Si no podía hacer televisión, hacía comerciales; y si no se podía comerciales, hacía doblaje. Y, de hecho, con el doblaje en Venezuela he grabado cosas muy interesantes y personajes que amé. Aquí he grabado unos shows que son cualquier cosa, grabé la voz en una telenovela muy mala. Hice un show en el que grabé la voz de un papá, de un polícia y de un malandro. Un día hacía al papá, al otro día al policía y otro al malandro. Y hasta en una misma escena. Fue horrible. Lo hice hasta hace poco y dije que ya no, porque yo había trabajado en proyectos exitosos en el área”.

Lea tambiénGuillermo García ahora en Hollywood: es parte del elenco de la serie ‘’Mayans M.C.’’ (+Video)

Contando su experiencia, García destacó: ”Los venezolanos no nos merecemos el trato que no están dando afuera, exceptuando a algunos países. A donde quiera que voy, llevo la frente en alto de que mi país le abrió las puertas al mundo entero”.

Después de pasar por duras experiencias, entendió muchas cosas de la vida:  “Uno pasa toda la vida intentando ser importante, relevante, un artista grande, próspero, millonario. Y yo aprendo mucho de la gente que simplemente decide ser feliz. El balance que puedo hacer, en este año que cumplo 40, es que estoy tratando de tomar ese camino de ser feliz. Hoy trabajo en un buen proyecto, quizá dentro de un año me toque ser taxista de nuevo. Hay que tener siempre los pies en la tierra”.

GossipVzla 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí