Luis Rojas portero venezolano

Al arquero venezolano lo detuvieron el jueves 11 de marzo, mientras buscaba una parte del dinero que le debe el Libertador FC. De acuerdo con sus palabras, la directiva del club lo acusó de extorsión

Tristeza, pero a su vez tranquilidad por su inocencia. Esto fue lo que sintió Luis Rojas mientras estuvo un día en la cárcel. El portero venezolano era consciente de que no había cometido ningún delito, solo pelear su derecho: exigirle a Omar Farías, presidente del Libertador FC, el pago de su salario.

Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Puerto la Cruz, en conjunto con la de Caracas, detuvo al arquero el jueves 11 de marzo en Carúpano, estado Sucre, mientras cobraba una parte del dinero que le adeuda el equipo de segunda división.

Rojas, quien jugó para Trujillanos FC, Carabobo FC y Deportivo La Guaira, salió de prisión la tarde del 12 de marzo. De acuerdo con su versión, la directiva del Libertador FC lo había acusado de extorsión. Este club adquirió los derechos deportivos de Atlético Socopó en 2018 y se ubica en Maturín, Estado Monagas.

“Omar Farías está endeudado con casi todo el plantel. La deuda era de 12.000 dólares. Por la situación de la pandemia la dejamos en 6.000 dólares, para que nos pagaran rápido pero eso no sucedió”, declaró el portero en exclusiva para El Diario.

Deuda del Libertador FC

Rojas tenía contrato con Libertador FC por un año. De la prima que le habían prometido en 2020 solo le pagaron 500 dólares. Cuando empezó la pandemia, confesó, él y sus compañeros llegaron a un acuerdo con la directiva para que solo les pagaran la mitad del contrato.

Yo le seguía escribiendo (a Omar Farías) para que pagara la deuda. Él me decía que le diera una cuenta extranjera, pero no me pagó. Después me mandó la foto de una camioneta y me dijo que me iba a pagar con eso. Todo fue una mentira increíble. Yo necesitaba mi plata, porque trabajo para mi familia”, dijo.

Desde entonces, el portero entrena por cuenta, para estar en las mejores condiciones posibles en caso de que otro equipo lo llame. La deuda, explicó, se la iban a pagar en tres partes: 3.000 dólares en octubre y dos pagos quincenales de 1.500 dólares en noviembre. Sin embargo, no obtuvo respuestas.

“Le volví a escribir en diciembre y tampoco me respondió. Entonces fui al seguro que tiene en Carúpano y me puse a discutir para que me dieran mi dinero, porque ya no encontraba soluciones. Me dijo que me pasara por Caracas para darme la plata completa, pero le exigí que me pagara aquí mismo. A los dos días me llamó la gerente del seguro para que fuera a la oficina a recibir una parte del pago”, contó Rojas.

¿Cómo detuvieron a Luis Rojas?

La mañana del 11 de marzo, el arquero de 32 años de edad se fue en moto hacia la oficina de Farías. Solo lo consultó con su esposa. La gerente del seguro, comentó, le entregó 1.300 dólares, de los 6.000 que le debe la directiva del Libertador.

“Ella me dijo que el resto me lo iban a dar en Caracas. Yo le agradecí y le dije que no había problema. Resulta que era una trampa, ya tenían todo montado para agarrarme. Cuando salí de la oficina aparecieron cuatro patrullas del Cicpc. Los policías se bajaron y me esposaron como si fuera un malandro. Yo no hice ningún gesto. Les dije que si era por la plata se la iba a dar”, detalló.

Cuando llegaron a la sede del Cicpc, relató, un funcionario lo llevó a un cuarto y le dio una cachetada. “Le contaron que yo era un malandro, que yo tenía una bomba en un carro y que me habían agarrado por eso. Yo le dije que era futbolista”, expresó el portero.

Mientras estuvo tras las rejas, afirmó, no le dejaron ver a su familia ni a sus abogados. “Los del Cicpc de Carúpano no sabían lo que estaba pasando, porque la orden de arresto venía de Caracas. El policía que me golpeó entró al rato y me pidió disculpas. Vio mis fotos y dijo que lo habían engañado, que me estaban investigando por extorsión y los mandaron de Puerto La Cruz”, dijo.

Aseguró que desde ese momento se sintió tranquilo, porque los oficiales lo trataron bien; le dieron la cena que le había llevado su familia. Además, un grupo de ciudadanos cerró las vías la mañana del 11 de marzo en Carúpano, como señal de protesta por este arresto.

“Entonces amaneció, los policías me dijeron que me iban a soltar el sábado (12 de marzo) en la mañana, pero alguien llamó desde Caracas y me soltaron el viernes. Ellos se llevaron los 1.300 dólares a Puerto La Cruz, en vista de que tenían previsto soltarme el sábado y me los iban a traer”, complementó.

Apoyo de la Aufpv con el arquero

La Asociación Única de Futbolistas Profesionales de Venezuela (Aufpv) se mantuvo al pendiente de la situación de Luis Rojas. En un comunicado, publicado el 12 de marzo, el organismo señaló que buscó por distintos medios a Omar Farías para solucionar el caso. No obstante, no recibió ningún tipo de información.

“Me sorprende todo el apoyo que he recibido, la cantidad de jugadores que me han llamado. El apoyo de la Aufpv ha sido incondicional. Desde que me soltaron me llamaron y han estado al pendiente. Ellos también me ayudaron a salir de la cárcel. Dijeron que iban a pelear conmigo hasta el final”, expuso Rojas.

Comunicado de la Asociación de Clubes de la Segunda División (AC2)

Desde la AC2 estamos consternados con los hechos suscitados entre el jugador Luis Rojas y el Club Libertador FC. Nos complace saber que ya Rojas se encuentra en casa. con su familia.

Sin embargo, nos preocupa que aún no se haya esclarecido el caso. Hacemos un llamado a las autoridades competentes para que, en beneficio del fútbol nacional, se determine la verdad de los hechos y se cumplan las leyes que correspondan para los involucrados en este asunto.

En la AC2 siempre prevalecerán los valores de justicia, igualdad y el juego limpio.

Lea tambiénLa Vinotinto con dos bajas por Covid-19

El portero manifestó que el Carabobo FC le debe un dinero desde hace más de un año. “Me deben seis meses, incluyendo el premio por jugar la Copa Libertadores. Son 9.500 dólares en total. A algunos jugadores les pagaron ese premio, a otros no. Yo no hablé más con Jimmy (Ayoubissa, presidente del club) porque ese caso lo tiene la Aufpv desde hace tiempo”, dijo.

Rojas, elegido Mejor Portero en la temporada 2015, indicó que dejará de buscar a Farías. “No quiero volver a caer en lo mismo. No quiero ser rencoroso con él ni lo voy a denunciar”, señaló el guardameta, quien adelantó pondrá el caso en manos de la Aufpv y el gremio de futbolistas.

“Dios sabe que yo solo peleé mi derecho. No hice nada incorrecto, ni le quite medio a nadie. Hay que dejar el miedo. Muchos me felicitan por buscar soluciones por mi cuenta. Eso es plata ganada para nuestras familias. Este caso me pasó a mí, pero más adelante le puede pasar a otro. Tenemos que tomar eso como ejemplo y unirnos”, concluyó.

El Diario

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí