Enrique Márquez

El vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Enrique Márquez explicó las razones por las que confía en las que un CNE «equilibrado» pueda conseguir las condiciones necesarias para las elecciones del 21 de noviembre. Destacó que como rector principal trabaja para que sean los partidos quienes elijan su directiva y no el TSJ.

Este 14 de mayo, el nuevo CNE anunció que las elecciones de gobernadores, alcaldes, concejales y diputados a Consejos Legislativos se celebrarán el 21 de noviembre. Entretanto, Guaidó y Nicolás Maduro han planteado reunirse para lograr un nuevo acuerdo para «elecciones libres». En este contexto, Márquez aseguró que tiene los pies sobre la tierra:

«Acepté ser parte de este CNE porque milito en la realidad, tengo los pies sobre la tierra y en Venezuela gobierna el oficialismo (…) sé que se puede conseguir un equilibrio, pese a que cada quien tiene su inclinación política», dijo en entrevista exclusiva a ND vía Zoom.

A su juicio, es positivo que el CNE esté integrado por su persona y Roberto Picón, quienes son contrarios a este oficialismo dominante. Aseveró que ambos defenderán la visión de un país mejor, el retorno a la institucionalidad y el respeto a la constitución.

«Nuestra participación tiene que ver con la denuncia, el marcaje de cada condición electoral para lograr satisfacer las exigencias del pueblo y los partidos políticos, tiene que ver con la construcción de un país tolerante», afirmó.

Sobre la devolución de los símbolos de los partidos a sus dirigentes, Márquez rechazó la medida del TSJ y aclaró que pese a que el CNE no puede disolver la sentencia del máximo tribunal, «están trabajando para que sea la dirigencia y no el TSJ quien elija a sus directivas».

«Estamos trabajando para poder darle a los partidos la vigencia y que sean ellos quienes se den sus propias autoridades. Nosotros no podemos decidir cuál es la directiva de cada partido, por eso tampoco el TSJ tampoco debería poder decidir la directiva de cada partido, pero también es importante exigir la democracia interna a cada partido», sentenció.
A continuación nuestra entrevista:

¿Por qué aceptó ser rector en un CNE dominado por el oficialismo?

– Milito en la realidad, tengo los pies sobre la tierra y en Venezuela gobierna el oficialismo, y no solo en el ejecutivo, sino en todo el país. El CNE es un poder electoral en el cual a pesar de que cada uno de nosotros tiene su corazoncito, se puede conseguir un equilibrio y la idea de participar es buscar ese equilibrio en el marco de la constitución. Si el cuerpo electoral -a pesar de que cada uno tenga su inclinación política- logra tomar decisiones respetando la constitución y la ley, habremos cumplido con nuestra responsabilidad.

– Me postulé porque creo que es posible una labor diaria de negociación, de diálogo, de entendimiento entre los diferentes factores. Hasta ahora está siendo posible y espero que sea así pese a que el día a día no es sencillo. Porque hay que satisfacer la exigencia de transparencia de parte del pueblo y lograr motivar al electorado. De tal manera que hay suficientes razones para que este trabajo tenga posibilidades de éxito. En un país como en el que vivimos mi responsabilidad es ayudar a que Venezuela tenga un futuro democrático y un futuro mucho mejor para todos nosotros.

¿Cuál es la importancia de tener dos rectores vinculados con el campo democrático?

– La importancia radica en la diversidad de voces, nunca es bueno tener un órgano colegiado como el CNE donde todos piensen igual porque se estaría dejando de lado la opinión de muchos y nuestro país está muy polarizado. Hemos llegado a niveles de intolerancia insoportables.

– En la diversidad de voces está la posibilidad de construir un cuerpo equilibrado, no a favor de la política sino del pueblo, el hecho de que podamos ser unos rectores que tenemos una extracción de una clase política diferente a la del oficialismo es positivo para el CNE y para el país.

– Estaremos representado la visión de un país mejor, fortalecer la institucionalidad, volver a la constitución porque fuera de ella solo hay anarquía, que no le conviene a nadie. Nuestra participación tiene que ver con la denuncia, el marcaje de cada condición electoral para lograr satisfacer las exigencias del pueblo y de los partidos políticos. Tiene que ver con la construcción de un país tolerante.

– La clase política venezolana perdió la posibilidad de comunicarse hace algún tiempo -en mi humilde opinión-, y esto ha generado un caldo de cultivo para la intolerancia y para que no nos pongamos de acuerdo en lo más elemental. Esto hay que combatirlo en la praxis, y cuando acepté esta responsabilidad sabiendo que íbamos a hacer 2 (rectores), es también para modelar los comportamientos e ideas. Tengo que sentarme a conversar con todo el mundo y lo hago con buen agrado y con el optimismo de reconstruir al país.

¿Qué cree usted, honestamente, que se pueda lograr en este directorio? En un rango de 1 a 20 donde 1 es no lograr nada y 20 es lograr todo, ¿dónde se ubica usted?

– Yo no me atrevería a decir eso, de momento puedo decirte que vamos a luchar todas y cada una de las condiciones electorales, no pudiera decirte hoy cuáles son más pesimistas u optimistas, porque todas las vamos a abordar con el mismo entusiasmo.

– Por ejemplo, en estos días inicia algo importante, la jornada especial de actualización e inscripción del registro electoral. Esos 45 días es el período más largo que se ha dado en el CNE para una actividad como esta, y luego de esto vendrá la auditoria completa al registro electoral para subsanar muchas dudas que la gente pueda tener sobre la forma en la que está constituido el registro electoral.

– Para que la gente no diga que hay sapos o cosas ocultas. Buscamos la transparencia del registro y todos los días estamos haciendo algo para lograrlo, y si no se logra lo vamos a decir. No porque buscamos ser perfectos sino porque somos realistas. ¿Quién es perfecto hoy en Venezuela? Si todos estamos como no queremos estar. Así son las cosas, pero vamos a luchar como lo hacemos todos los días, como el pueblo se ha reinventando para sobrevivir, el CNE debe luchar cada día para hacer las cosas mejor y ese es mi compromiso.

Si el CNE no es ni transparente ni equilibrado, ¿por qué votar?

– Yo sé que la gente tiene muchas dudas acerca de la transparencia del proceso. Pero vamos a hacer hasta lo imposible porque la mayoría del pueblo se convenza de que su voto está seguro y está protegido. Pero, al margen de ello, debo decir que aún en los peores momentos votar es indispensable porque es la única herramienta que tiene el pueblo para cambiar su situación. No tenemos otras herramientas, se han intentado vender otro tipo de soluciones para brindar una puerta de salida a la situación del país, pero no han funcionado.

– No hay nada mágico que pueda ocurrir que nos saque de esta situación, no hay soluciones mágicas, yo voto porque no haya nunca una salida violenta, la solución es que todo el pueblo haga ejercicio del voto y se impondrá la mayoría. Es importante que el CNE haga su trabajo y poder servir la mesa para que los partidos se sienten en ella. Los partidos tienen su gran responsabilidad, porque el político tiene un oficio como los médicos, los ingenieros. El oficio del político es construir un puente para votar, el político que no haga esto está desvinculado, hay que pedir al pueblo que salga a votar porque es la única forma de obtener un cambio.

¿Cuán factible es que los partidos políticos regresen a sus dueños originales?

– Ese es un tema importantísimo porque no se habla de dueños, los partidos no tienen dueños, sino directivas. Yo creo que ha habido una desviación que debe ser corregida, la desviación es la intervención del TSJ en la vida diaria de los partidos, eso no está bien porque esa atribución la tiene el CNE, en cuanto al seguimiento de los partidos, el que hay que hacerle a la vida diaria de los partidos y contribuir a la solución de los conflictos. No le hace bien a la democracia que el TSJ pasando por encima de las competencias del CNE tomé decisiones de readjudicación de junta directiva sin que prive el cumplimiento estatutario de cada partido.

– Aunque el CNE no puede revertir la sentencia del TSJ, estamos trabajando para poder darle a los partidos la vigencia y que sean ellos quienes se den sus propias autoridades. No podemos decidir cuál es la directiva de cada partido, por eso tampoco el TSJ tampoco debería poder hacerlo. También es importante exigirles a los partidos democracia interna.

¿Por qué razón el 60% de los concejales y para las asambleas legislativas serán electos por representación proporcional?

– Es una medida que consideramos importante porque se revirtió el manejo de la proporcionalidad, antes para esos cuerpos deliberantes, el 70% se elegía por representación nominal y el 30% por lista.

– Se ha decidido -en función de la sentencia TSJ- revertir esa situación y otorgar el 60% para la lista y el 40% para los cargos nominales. Esto es bueno porque se eleva la posibilidad de que se incluyan como candidatos electos a representantes de la minoría. Esto además de que es un derecho constitucional, también es muy importante para la democracia, el hecho de que pueda haber representación proporcional de la minoría.

– Todavía no es suficientes, estamos planteado la desaplicación del artículo 8 de la Lope para ayudar aún más en esta dirección, en función del método de adjudicación de los candidatos electos; estamos trabajando porque el país no es de una mayoría sino de todas las minorías, esto es fundamental para la democracia.

¿Qué pasó con el método de elección de los representantes indígenas? ¿Qué le diría a quienes le han calificado de racista e inconstitucional?

– Yo creo que la persona que piense eso debe luchar por sus ideas, en este caso ante el TSJ porque también nos estamos guiando por la sentencia del TSJ de 2020. No podemos incumplirla aunque pensemos que es mejor de otra forma. Por eso, es que se deben luchar porque las cosas puedan ser acordes a su pensamiento, lo importante es que exista la posibilidad de representar a todos los sectores, tenemos que abrir ese debate, en el CNE nos hemos apegado a esa sentencia, pero estamos abiertos a cualquier corrección que se pueda hacer.

¿Cree que el CNE está asignando suficientes recursos para la jornada de registro electoral que comienza mañana?

– Son más de 1000 puntos, un número importante, según mi gusto debería ser un poco más, porque la idea es que haya un punto en cada parroquia del país, pero es un gran esfuerzo y creo que si los partidos se activan pudiéramos tener muchos más recursos. Pero, si los partidos no se activan y no llevan a la militancia pueden ser muchos puntos pero no habrá participación.

Lea también: MAS la habilitación de todos los partidos y dirigentes políticos que fueron suspendidos (+Video)

– Hago un llamado a que los partidos se monten, que muevan a la gente y que los lleven a inscribir, deben procurar que el ciudadano se interese. Además, hago un llamado a la juventud para que se inscriba, el único camino que tenemos es construir a Venezuela entre todos. El país lo tenemos que construir bloque a bloque y voto a voto, para elegir a quienes dirigirán el país de forma mucho más positiva.

– El voto lo es todo, sabemos que hay pandemia, que hay necesidades, que todos están enfocados en atender la vida diaria, eso lo sabemos, pero no podemos dejar de reconocer que debemos participar en la solución de los problemas y esto solo se logra votando.

Noticiero Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí