Papa Francisco

En las últimas horas surgieron rumores sobre si el Papa Francisco sería operado próximamente de la espalda, dado que debió ausentarse de sus compromisos en el Vaticano por una inflamación en el nervio de la ciática. En esta nota te contamos todo lo que debes saber al respecto.

La oficina de prensa de la Santa Sede informó que a causa de una “dolorosa ciática”, el Papa Francisco no celebraría el rezo de las vísperas del 31 de diciembre con el Te Deum, ni la Misa del 1 de enero. Quien lo reemplazó fue el decano del Colegio Cardenalicio, Cardenal Giovanni Battista Re, y luego el secretario de Estado, Cardenal Pietro Parolin.

Sin embargo, el Santo Padre sí dirigió el rezo del Ángelus desde la biblioteca del Palacio Apostólico el 1 de enero.

La segunda ocasión fue el 24 de enero, Domingo de la Palabra de Dios, cuando el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, informó horas antes que el Papa Francisco no iba a celebrar la Misa a causa de los dolores causados por “la recurrencia de la ciática” por lo que la Eucaristía fue celebrada por el presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la nueva evangelización, Mons. Rino Fisichella.

Bruni también informó que el Vaticano aplazaba la reunión programada para el 25 de enero por la mañana con el Cuerpo Diplomático ante la Santa Sede y que el rezo de las Vísperas en la conclusión de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que el Papa Francisco tenía previsto presidir el 25 de enero por la tarde iba a ser presidida por el presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, Cardenal Kurt Koch”.

Sin embargo, el Pontífice sí dirigió el rezo del Ángelus desde la biblioteca del Palacio Apostólico el domingo 24 de enero.

El sacerdote Antonio Pelayo escribió este jueves 28 de enero en la web española Vida Nueva que “algunas fuentes han adelantado la posibilidad de que el Papa se someta a una intervención quirúrgica para aliviar tan dolorosos achaques” y que según especialistas se “de una operación relativamente sencilla” por lo que una persona con la edad del Santo Padre “podría soportar sin mayores problemas”.

Por su parte, la periodista Franca Giansoldati publicó en el diario Il Messaggero que el Santo Padre “no tendrá que someterse a ninguna cirugía” para aliviar los fuertes dolores que ocasionalmente le afligen y que se deben al nervio ciático.

Además, la periodista italiana describió que “el diagnóstico que se le hizo se refiere a una inflamación crónica del nervio ciático que debe ser tratada con fisioterapia y una dieta estricta para hacerle perder peso, al menos 7 – 8 kilos con el fin de aligerar la carga sobre las articulaciones afectadas”.

Hasta el momento, el Vaticano no ha confirmado ninguna de estas versiones y solo se podría hablar efectivamente de una cirugía con un anuncio oficial de la Santa Sede.

Lea tambiénPapa Francisco no presidirá celebración de este domingo, por nuevo ataque de ciática

¿Qué es la ciática?

De acuerdo con MedlinePlus, servicio informativo de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, “la ciática es un síntoma de algún problema del nervio ciático, el nervio más largo del cuerpo”.

“Este nervio controla los músculos de la parte posterior de la rodilla y de la parte inferior de la pierna y brinda las sensaciones en la parte posterior del muslo, parte de la pierna y la planta del pie”, explica.

“Cuando se tiene ciática, se siente dolor, debilidad, entumecimiento u hormigueo. Puede empezar en la parte baja de la espalda y extenderse hacia las piernas, las pantorrillas, los pies e inclusive los dedos de los pies. Suele afectar un solo lado del cuerpo”, añade MedlinePlus.

ACI Prensa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí