Enrique Marquez
“El Poder Electoral no puede recuperar por sí solo la confianza en el voto”, asegura Enrique Márquez
- Advertisement -

“El Poder Electoral no puede recuperar por sí solo la confianza en el voto”, advierte el vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) y presidente de la Comisión de Participación Política y Financiamiento (COPAFI), Enrique Márquez, para quien resulta fundamental en esta labor, el compromiso de los actores políticos con la participación.

Si bien el rector asegura que el desempeño del máximo ente comicial en Venezuela no ha sido perfecto, y allí hay un déficit democrático importante, los ciudadanos concurren a las urnas motivados por la oferta política. Es enfático al afirmar que existe una negación frente a la participación, que solo será posible incentivar con la disposición del CNE y los partidos: una combinación de voluntades.

Márquez se declara un optimista empedernido, y al mismo tiempo, un militante de la realidad, en ese sentido, hace un llamado a “poner los pies en la tierra”, y se compromete a hacer todo lo que esté a su alcance para que la gente salga a votar en esta y las elecciones que en lo adelante se celebren, porque está convencido de que ello abonará el camino hacia la dirección correcta.

Consultado sobre la factibilidad de una elevada abstención, se niega a hacer cualquier análisis, porque alega que contribuiría con la incertidumbre y aunque se pueden establecer ciertas proyecciones, confiesa no sentirse cómodo, dado que ahora, según cree, lo que toca es empujar hacia el único escenario que salvará al país: la participación electoral.

- Advertisement -

Saldando deudas

Márquez explica que el CNE trabaja en tres áreas fundamentales: técnica, organizativa y política. La primera corresponde al sistema, hardware y software, incluye, la base de datos asociada al Registro Electoral, y la del sistema biométrico. “Ese sistema es sometido a una auditoría profunda. No tengo duda, a esta fecha, antes de concluir la revisión, que el Poder Electoral está en la capacidad de ofrecer las garantías del voto seguro, no hay forma de estructurar un fraude en la totalización, escrutinio y RE. En este aspecto podemos demostrar una solvencia importante”, precisó.

“Está el área organizativa, vinculada con el recurso humano: las juntas electorales, regionales y municipales, miembros de mesa, coordinadores de centros de votación, muchas veces señalado de estar parcializado. Estamos haciendo un esfuerzo por lograr un balance y creo que vamos por buen camino”.

El área política -prosigue Márquez- está relacionada con el desarrollo de la precampaña y la campaña, inherente a la función que ejerce como rector y presidente de la Comisión de Participación y Financiamiento, que vela para que prive el equilibrio en la difusión de los medios de comunicación, y supervisa que no se empleen fondos públicos para beneficiar a algún candidato, y se cumpla lo establecido en la Constitución.

“Allí hay una deuda, no podemos acostumbrarnos a prácticas irregulares, sucedidas no solo en instancias nacionales sino regionales y municipales. Vemos el caso de gobernadores y alcaldes acudiendo a los recursos públicos para favorecer a su partido, quizás no directamente, pero sí a y a través de los medios, asignación de vehículos y otras prerrogativas. Ello causa desesperanza, desmotivación en los venezolanos. Hay que saldar esa deuda y es vital para la generación de la confianza. Si es verdad que estamos a las puertas de un diálogo, de una posible solución al conflicto venezolano, todos debemos manifestar nuestra voluntad política para la consecución de los cambios, sobre todo, los funcionarios públicos. Debemos ser férreos defensores de la Constitución y la ley”, indica.

Márquez informa que han recibido otras solicitudes de investigación, que procesan, pero aclara que el objetivo no es sancionar a nadie, sino corregir la situación y por eso, dice valorar la iniciativa del presidente del CNE, Pedro Calzadilla, quien ha tomado la decisión de convocar a los medios de comunicación públicos y privados para una sana conversación con miras a establecer “el rayado de la cancha”, saber qué se debe hacer y qué no, de modo que se pueda llegar a una concertación.

“Hemos visto que el canal del Estado se moderó un poco, entendemos que en el sistema de medios públicos hay una línea editorial, pero no puede parcializarse”.

Una necesaria reflexión

Ante los cuestionamientos frente a la configuración del nuevo Poder Electoral, el rector manifiesta querer vivir en un mundo perfecto, “pero no es lo que hay”. Acto seguido se pregunta “cómo cambiar el panorama que tenemos por el que queremos”, su respuesta: paso a paso. “El nombramiento del nuevo CNE es un paso, no es suficiente, es verdad, pero hay que reconocer que es un paso, al igual que la auditoría integral al sistema automatizado de votación, que incorporó a la academia venezolana”.

Márquez comenta que en las sociedades siempre hay extremos y abstención, y la democracia igualmente funciona, porque sigue habiendo una participación motivada por los partidos políticos: “no concibo ninguno cuyo objetivo no sea alcanzar el poder por la vía electoral”.

Durante mucho tiempo, indica, sectores de la izquierda, por ejemplo, «asistieron a elecciones en condiciones muy difíciles y nunca dejaron de existir”. Sin señalar a ningún partido en específico, expresó que «la clase política tiene que reflexionar, tenemos que reflexionar y encauzar a Venezuela en un rumbo donde esté por delante el interés nacional y después el partidista”.

Expone que la unión, que es tan cuesta arriba, es la única solución, pues un país dividido no avanza hacia el progreso. “El trabajo del rector Picón, que se respeta y admira, y el mío propio, están enfocados en estimular a los partidos, a la gente, a que vean que sí hay un proceso de acumulación de logros en materia electoral y que al final nos evalúen por lo que obtuvimos.

¿Obtendremos una condición perfecta? No lo sé, es imposible predecirlo, pero vamos a empujar hacia esa perfección”, puntualiza.

Una apuesta al entendimiento

“Estoy en desacuerdo con las inhabilitaciones procedentes de la Contraloría. Planteo que se revisen todos los casos y se levanten las inhabilitaciones -una pena accesoria en nuestro sistema judicial- para abrir el compás de la participación”.

Para Márquez la resolución del tema de las habilitaciones representa un ganar-ganar: “resulta favorecido el pueblo, la democracia, la oposición, el gobierno, este último porque corrige una situación criticada a nivel planetario”. Destaca que están concentrados en el trabajo político de convencimiento para lograr algunos avances en esta materia, al tiempo que aboga para que el proceso de negociación que auspicia el Reino de Noruega comience pronto. “Tenemos que apostar al diálogo, al entendimiento, que es lo más humano”.

Lea también: Enrique Márquez asegura que trabaja para que sean los partidos quienes elijan su directiva y no el TSJ

En referencia a la habilitación de la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, habla de un gran aporte del CNE a la participación, aunque confiesa no estar del todo satisfecho todavía porque el ecosistema de partidos no está completo. “He dicho abiertamente que hay que respetar la vida interna de las organizaciones políticas y disminuir el impacto de la judicialización”, apunta.

Márquez espera que en los próximos días se aceleren los llamados a la participación y que se utilicen las tarjetas aprobadas y las que están ya vigentes. Detalla que hay más de 100 partidos entre nacionales y regionales que van a la contienda.

El Universal

- Advertisement -
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí