Acnur estima que para finales de 2021 los países de la subregión del Caribe, conformada por Aruba, Curazao, República Dominicana, Guyana y Trinidad y Tobago, cobijarán a unos 224.000 venezolanos

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados estima que para finales de 2021 los países de la subregión del Caribe cobijarán a unos 224.000 connacionales

16% de la población total de la isla de Aruba (106.000 habitantes) está formada por migrantes venezolanos que han viajado a este país huyendo de la crisis económica, política y social que afecta a Venezuela, según un informe del Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes de Venezuela.

La situación se repite en Curazao. En esta isla del Caribe con 157.000 habitantes, 10% de la población equivale a la diáspora venezolana.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) estima que para finales de 2021 los países de la subregión del Caribe, conformada por Aruba, Curazao, República Dominicana, Guyana y Trinidad y Tobago, cobijará a unos 224.000 venezolanos.

“Las comunidades de acogida de esos cinco países se han visto afectadas debido a su limitada capacidad de absorción y al impacto del covid-19 en las economías que dependen en gran medida del turismo, mientras que un número cada vez mayor de personas de Venezuela ha aumentado la presión sobre los recursos y servicios públicos”, advierte el informe.

5,4 millones de venezolanos han salido del país, y al menos 4,6 millones permanecen en América Latina. Colombia y Perú son los países que han acogido el mayor número de migrantes, según las últimas cifras la Acnur.

El estudio señala que hasta octubre de 2020 en cada una de estas islas del Caribe Neerlandés residían 17.000 venezolanos, mientras en República Dominicana contabilizan a 114.500, en Trinidad y Tobago a 24.169 y en Guyana a 23.310.

La Acnur y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) esperan que este año la cifra de emigrantes llegue a 8,13 millones.

Para poder atender este importante número de migrantes las organizaciones buscan recaudar un presupuesto de 1,44 mil millones de dólares. La subregión del Caribe absorbería 40,7 millones de dólares con el fin de ejecutar proyectos en las áreas de educación, seguridad alimentaria, salud, integración, nutrición, protección, alojamiento y asistencia monetaria multipropósito, entre otros.

Curazao tendría que recibir unos 4,18 millones de dólares, porque de acuerdo con el informe, este sería uno de los países más afectados debido al tamaño reducido de su población.

El análisis destaca que muchos no gozan de estatus legal, razón por la cual no pueden acceder al sistema de salud y a un empleo formal que les permita subsistir.

El Plan para los Refugiados y Migrantes trabaja con 26 organizaciones sociales y humanitarias que funcionan como socios en la subregión del Caribe para ofrecer información y guía a los migrantes con el fin de que regularicen su situación e interceder ante las autoridades para que faciliten el registro.

Por su parte, Aruba espera recibir 2,55 millones de dólares para responder a las necesidades que causa el éxodo de venezolanos.

“En 2019, la isla acogió a la mayor cantidad de venezolanos desplazados en el extranjero en relación con su población (1 de cada 6)”, indica el informe.

El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí