Una de las inquietudes más frecuentes relaciona la edad como un posible factor determinante para la disminución del deseo sexual

Para las expertas, unos factores son mucho más influyentes que otros en este tema

En torno a la sexualidad se gestan centenares de preguntas. Los interrogantes, en ocasiones, le causan más de un «dolor de cabeza» a cualquiera.

Una de las inquietudes más frecuentes relaciona la edad como un posible factor determinante para la disminución del deseo sexual.

¿Hasta qué punto esto puede ser cierto?

La edad no es un impedimento

De acuerdo con las expertas consultadas, no hay una edad específica en la cual una persona empieza a tener un declive en su deseo sexual, pues esto involucra otros factores mucho más decisivos que el paso del tiempo.

Lina Peña, médica consultora en planificación familiar natural y naprotecnología y experta en afectividad y sexualidad, comentó: “en realidad no es que exista una edad específica en la que empiece a disminuir el deseo sexual (…) hay que entender también que todo el tema de la sexualidad no es algo solamente físico, sino que está involucrada la psicología, las emociones, los pensamientos e, incluso, la misma relación que tengan las parejas para que se pueda dar realmente todo el proceso de desarrollo de una relación íntima genital”.

A esta visión se une Elsy Vargas, especialista en terapia sexual y de pareja, quien mencionó: “el deseo sexual no tiene un límite o un tiempo específico de duración en hombres y en mujeres, sino unos factores específicos que pueden hacer que esté inhibido en un momento dado debido a factores biológicos o creencias culturales (…) el deseo sexual también va muy conectado con la parte mental y corporal de cada pareja ”.

¿Si es más joven, hay más ganas?

Según las expertas, un adulto mayor podría llegar a tener una vida sexual tan placentera como la que suele tener un joven.

Eso sí: hay factores biológicos de la edad que sí podrían afectar su desempeño en este ámbito.

“Guardando las distancias de lo que puede ser un joven a los 20 años, que está en pleno desarrollo de todas sus respuestas sexuales, un hombre mucho mayor puede tener una vida sexual adecuada y con buen deseo sexual. Lógicamente, su parte biológica puede afectar su desempeño”, comentó Vargas.

Por su parte, Peña aseguró que “hay adultos mayores que tienen relaciones sexuales absolutamente satisfactorias (…) La frecuencia de las relaciones en adultos mayores puede disminuir, pero pueden ser tan placenteras como cuando eran más jóvenes”.

La sexualidad y el despertar del deseo sexual

Frente al tema de la sexualidad, las expertas comentaron que esta nos acompaña desde que nacemos hasta el último de nuestros días. Sin embargo, en cada etapa se experimenta de diferentes maneras.

“La sexualidad es una característica que está desde el primer momento. En la infancia no hay ese tipo de deseo, lo que puede haber es un reconocimiento del cuerpo, en la pubertad, tanto en hombres como en mujeres sí se despierta un deseo sexual por todo el tema hormonal. Generalmente, en la adultez lo que se da es una manifestación sexual producto del amor que se tiene hacia la pareja”, puntualizó Peña.

Vargas, por su parte, comentó: “somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos. Sin embargo, con el paso de los años, las respuestas a la sexualidad pueden cambiar por diferentes circunstancias”.

Lea también: Todo lo que debes saber para tener un trío sexual

Y, si bien todo da cuenta de una modificación del deseo sexual conforme pasa el tiempo, no necesariamente se relaciona a una disminución explícita. Más bien todo apunta a nuevas visiones en torno a ese campo de la vida y a reinterpretaciones a partir de condiciones biológicas.

La edad, en muchas ocasiones, puede que solo sea un número.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí