Detención de exsenadora prófuga aumenta roces entre Colombia y Venezuela

El martes ocurrió lo insospechado: Venezuela capturó a una exsenadora colombiana prófuga pero el gobierno de Colombia no mantiene relaciones diplomáticas con la gestión de Nicolás Maduro. ¿Cómo pedir, entonces, su extradición?

Dado que el mandatario Iván Duque reconoce al líder opositor Juan Guaidó –y no a Maduro– como gobernante legítimo de Venezuela, acudir a él parecía ser la solución a su dilema. Sin embargo, Maduro dijo por la noche en un acto televisado que eso era “una verdadera ridiculez”.

Colombia y otros 50 países consideran que la reelección de Maduro en 2018 fue fraudulenta y reconocen a Guaidó como presidente interino del país sudamericano.

La policía venezolana detuvo en la víspera a la exsenadora Aida Merlano, buscada por la justicia de su país y sobre quien pesa una orden de captura de Interpol.

Cuando la situación se dio a conocer, Maduro acusó a Duque de mantener una “política extremista” que ha provocado “atraso en el tema de seguridad y cooperación entre los dos países”.

“Tenemos más de 30 prófugos capturados y no tenemos a quién entregárselos en Colombia por la tozudez, el extremismo ideológico y la fantasía política con la que actúa Iván Duque en sus relaciones internacionales”, agregó.

Guaidó no tiene influencia sobre ninguna fuerza de seguridad ni es reconocido por otros poderes públicos que están bajo el control de Maduro, lo que hace prever que no prosperará la solicitud de extradición.

Merlano fue condenada a 15 años de prisión por fraude electoral y era requerida desde octubre por las autoridades de Colombia tras fugarse de sus custodios cuando asistía al dentista.

Miembros de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) detuvieron a Merlano en la ciudad de Maracaibo junto con un hombre colombiano, informó el director del FAES, Miguel Domínguez.

El Ministerio de Justicia de Colombia indicó en Twitter que a través de los medios se enteró de la detención de Merlano y anticipó que a falta de relaciones diplomáticas con la gestión de Maduro, acudiría a Guaidó.

La cancillería colombiana dijo en un comunicado que cuando el juez competente requiera la extradición de la excongresista, el gobierno nacional haría la solicitud.

La oficina de prensa del líder opositor dijo en un comunicado que dará toda la colaboración posible a Colombia en el marco jurídico e institucional para “facilitar el retorno” de Merlano a su país.

Asimismo, planteó que los funcionarios venezolanos tienen la obligación de notificar oficialmente a Colombia sobre la detención de la exsenadora.

Desde Bogotá, el abogado de Merlano, Vladimir Cuadro, dijo a The Associated Press que está esperando que las autoridades venezolanas informen si la captura de su apoderada “fue por alguna conducta que se desarrolló en Venezuela o fue por la circular roja internacional”.

Cuadro señaló que hasta el momento desconoce si será extraditada. “Estamos a la expectativa porque no ha habido ninguna comunicación con ella. La familia de ella me ha dicho que tampoco han tenido contacto con Aída”.

El abogado dijo que está estudiando la posibilidad de que un miembro de la familia de Merlano viaje a Venezuela lo antes posible para saber de primera mano qué es lo que sucede con su clienta.

SDW/AP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí