La exitosa intervención de las feministas chilenas «Un violador en tu camino», creada por el colectivo de artistas LasTesis, se sirvió de símbolos y referencias usados por la policía uniformada de su país, los Carabineros, para componer su letra y coreografía que se replica en varias partes del mundo.

Himno de la policía
«Duerme tranquila, niña inocente, sin preocuparte del bandolero, que por tu sueño dulce y sonriente vela tu amante carabinero».

Esta estrofa que desde la semana pasada se hizo viral por las cuatro mujeres integrantes del colectivo artístico del puerto chileno de Valparaíso no la inventaron ellas.

Es un fragmento textual del himno institucional de Carabineros de Chile, que han sido duramente cuestionados y criticados por su actuación durante el estallido social que cambió el rostro a Chile desde el 18 de octubre.

Este himno de los Carabineros, titulado «Orden y Patria», se enseñaba y cantaba en las escuelas primarias en la época de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El título de la performance, «Un violador en tu camino», es una clara alusión a un lema publicitario de Carabineros en la década de los ochenta en Chile que decía: «Un amigo en tu camino».

La frase acompañaba afiches e insertos que daban consejos para conducir, y ha sido modificada en el tiempo por la propia institución. El año pasado, por ejemplo, reiteraban la frase «Un amigo siempre» en algunas de sus publicaciones oficiales en redes sociales.

Flexión de piernas
En una de las pocas entrevistas que han ofrecido, las integrantes del Colectivo LasTesis explicaron el pasado 29 de noviembre al sitio El Desconcierto algunas pistas de esta creación: «No quiero que sea una intervención como algo bonito, algo admirable, sino que también sea el paso para hacer cambios radicales, generar políticas realmente equitativas», dijo una de las integrantes.

«Una detención no solo es eso, mandan a desnudar, hay castigo físico, hay violencia político sexual, hay torturas, como el tema de las sentadillas (flexiones de piernas)», apuntó otra artista en referencia a uno de los pasos que caracteriza la coreografía.

Cuando los grupos de mujeres que han replicado esta intervención artística llegan a la tercera estrofa, comienzan a flexionar sus piernas: «Es feminicidio. Impunidad para mi asesino. Es la desaparición. Es la violación».

Este jueves el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile presentó tres querellas por desnudos forzados en una comisaría en Viña del Mar: «Las mujeres acusaron que debieron quitarse sus poleras (camisetas), pantalones y toda su ropa interior. Luego las mandan a realizar sentadillas en presencia de una funcionaria policial», dijo un comunicado de este organismo independiente con fondo estatal.

SDW/AFP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí