Quema de Judas

El domingo de Semana Santa, aparte de celebrarse la resurrección de Jesús, también propicia la Quema de Judas anualmente. Este año, desafiando la cuarentena radical, varios ciudadanos lo han ejecutado como en años anteriores

A pesar de la cuarentena radical que inició el 22 de marzo –y se mantiene– algunas comunidades de Venezuela han realizado la Quema de Judas típica de la fecha, manifestando principalmente su descontento hacia determinadas figuras políticas.

Tal es el caso en Caracas, donde el comunicador social y coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, Carlos Julio Rojas, en compañía de otras personas, quemaron a un Judas que representa a los colectivos, a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y a varios miembros del régimen venezolano.

“Decidimos quemar al Judas con las caras de los verdaderos traidores a la patria: Nicolás Maduro (…), Jorge Rodríguez (…), Aristóbulo Istúriz (…) y Erika Farías”, dijo Rojas.El coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas consideró que el covid-19 genera más razones para protestar.

Igualmente en el sector La Bloquera, Vargas, se dio a conocer por medio de un video que desde el día anterior, 3 de abril, los vecinos de la comunidad estuvieron preparando el “Judas de la pandemia” que tenían previsto quemar finalizando el Domingo de Pascuas a las 06:00 pm.

Otras Quemas de Judas reportadas

En el transcurso del domingo más personas desde distintas partes del territorio nacional divulgaron videos y fotos con sus respectivos Judas dispuestos a ser exhibidos y posteriormente quemados. Monagas, Mérida y Miranda son algunos de los estados que participaron en la tradición, aparte del Distrito Capital.

Uno de los grupos explica que su Judas “representa la lastimosa situación en la que se encuentra nuestro país, sin servicios básicos y que además son deficientes. (…) Exigimos y reclamamos que tengamos servicios de calidad. El Judas que es responsable de que nuestros hospitales hoy no tengan insumos para atacar la pandemia que estamos sufriendo”.

Quemar a Judas en Venezuela y su significado

En el domingo de Semana Santa, aparte de festejarse la resurrección de Jesucristo, también se lleva a cabo la Quema de Judas. Se trata de una celebración anual en la que se quema un muñeco que simboliza a Judas Iscariote, el discípulo que vendió al hijo de Dios por 30 monedas, de acuerdo a las escrituras bíblicas.

El significado de quemar a Judas es la exigencia de justicia en términos generales, aunque también puede significar la erradicación de la maldad. Igualmente se ha utilizado esta tradición para denunciar delitos, manifestar descontento y acusar públicamente a personalidades específicas.

Distrito Capital, Aragua, Cojedes y Lara suelen ser algunos de los estados más destacados por sus celebraciones al respecto.

Otras naciones.

En otros países latinoamericanos como México, Perú, Paraguay y Uruguay también se celebra la Quema de Judas. España comparte la tradición y tiene variantes como en el municipio Robledo de Chavela, en Madrid, donde en vez de quemarlo, los ciudadanos locales apedrean al muñeco clavado en lo alto de un tronco.

Lea también:Tradiciones venezolanas en Semana Santa: vivencia de una religiosidad popular

Quemando a Judas en años anteriores

El año pasado en Venezuela también ejecutaron la Quema de Judas para denunciar inconformidades relacionadas a las gestiones políticas.

“Los genocidas, narcos y militares corruptos deberían adornar los puentes con un lacito en sus cuellos y posando boniticos ante la justicia”, señaló una usuaria en Twitter, acompañando sus palabras algunas fotos de los muñecos que mostraban rostros como el de Nicolás Maduro y Vladimir Padrino López.

En este caso –de Anzoátegui–, no se quemaron los muñecos, sino que se colgaron en un puente, dando la impresión de que fueron ahorcados.

Un año antes, en 2019, un grupo de ciudadanos de la tercera edad se disponía a quemar su Judas de cartón alusivo al régimen; sin embargo, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) estuvieron en desacuerdo y procedieron a quitarle el muñeco.

El Diario

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí