Iván Duque anunció el 2 de mayo el retiro de la reforma tributaria

Tras varios días continuos de protesta en las calles, el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció el retiro del proyecto económico. Este lunes, el ministro y viceministro de Hacienda renunciaron a sus cargos en la Casa de Nariño.

Las multitudinarias protestas en Colombia –que comenzaron el 28 de abril– continúan a pesar de que el presidente Iván Duque anunció el 2 de mayo el retiro de la reforma tributaria. Ello se debe a que este logro solo constituye una parte de las exigencias realizadas por el “Paro Nacional” (nombre oficial del movimiento).

Luego del anuncio de Duque, comenzaron a circular en redes sociales mensajes afirmando que “el paro sigue” y exhortando a sus simpatizantes a mantener las protestas en las calles.

Figuras políticas involucradas

Alberto Carrasquilla y Juan Londoño, ministro y viceministro de Hacienda, respectivamente, son los principales responsables del proyecto rechazado por diversos sectores y recientemente retirado por Duque.

Las solicitudes del movimiento son más de 100. Una de las demás exigencias con mayor fuerza era la renuncia de Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda y principal representante del modelo económico que los manifestantes rechazan. Sin embargo, tanto Carrasquilla como el viceministro Juan Londoño presentaron su renuncia ante Iván Duque desde la mañana de este lunes 3 de mayo en la Casa de Nariño –sede principal de la presidencia colombiana–.

Asimismo, reformar la policía colombiana y desmantelar el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) –cuerpo encargado de reprimir las protestas– es parte de las necesidades críticas estimadas por el movimiento. Dicha intención se hizo pública desde finales del año pasado, cuando los funcionarios agredieron a varios manifestantes. Algunos incluso fallecieron a causa de las medidas policiales.

La reforma a la salud es otra decisión cuestionada. Puesto que supone la desintegración de las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) y pasarían a ser Aseguradoras en Salud. No obstante, para continuar activos tendrán que someterse a una evaluación de la prestación de servicios. La cual evaluará la cartelera que otorgará la respectiva certificación.

Ministro de Hacienda defendió su proyecto

Una vez que se desataron las críticas hacia la reforma tributaria, Carrasquilla lo defendió exponiendo los beneficios futuros. Para él, la aprobación de la propuesta ayudaría en la disminución del contraste de desigualdad social. Aparte de representar solidaridad de quienes poseen recursos hacia quienes los necesitan.

Recaudar 25 billones de pesos: ese era el objetivo al que apuntaba el proyecto del Ministerio de Hacienda y que, según sus representantes, sería empleado para mejorar las finanzas públicas e impulsar los programas de asistencia social. “Mientras menos fuentes tengamos, menos programas sociales tendremos”, explicó el viceministro Londoño.

Los economistas locales consideraron “ambiciosa” la propuesta en cuestión, además de inoportuna por el contexto de crisis social provocada por la pandemia.

Jaime Rondón, director del Centro de Estudios e Investigaciones Rurales (CEIR) de la Universidad de La Salle, explicó que los principales perjudicados por la reforma tributaria serían los ciudadanos de la clase media

No obstante, tras cuatro días de protestas, Iván Duque se dirigió al país desde la Casa de Nariño: “Le solicito al Congreso de la República el retiro del proyecto radicado por el Ministerio de Hacienda y tramitar de manera urgente un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar la incertidumbre financiera”.

Luego de ganar las elecciones presidenciales de 2018, el primer ministro que nombró Duque fue Carrasquilla. Considerándolo una “muy buena señal para la política económica y los mercados internacionales”. En ese momento también recordó que el político había ocupado el mismo cargo de ministro de Hacienda entre 2003 y 2007, durante el gobierno de Álvaro Uribe.

Reforma de la policía colombiana 

La ONG Temblores registró al menos 940 casos de violencia policial durante los recientes días de protestas en las ciudades de Colombia. También investiga las causas de muerte de ocho personas que presuntamente fueron atacadas por policías.

Este mismo año, entre enero y marzo, las reseñas muestran 146 casos de abusos policiales y 13 víctimas mortales.

Para septiembre de 2020, la policía de Bogotá reprimió fuertemente las protestas y ocasionó la muerte de 13 ciudadanos. Esto creó una exigencia contundente que ha sido debatida hasta ahora: hacer una reforma profunda de la policía e incluso desmantelar el Esmad.

La ola de personas que concuerda en la reforma policial incrementó a tal punto de generar una respuesta por parte del presidente, quien informó sobre la creación de un nuevo grupo militar “con independencia financiera, administrativa y operacional”. Es decir, no responde ante el Ministerio de Defensa, como el resto de las agrupaciones de este tipo.

Aún así, los colombianos afines a las protestas no están conformes con la medida de Duque, ya que estará bajo la tutela del Ejecutivo y seguirá siendo procesada por juicios militares. Lo que se plantea es, entonces, una autoridad civil con derechos democráticos y que responda ante mecanismos imparciales, capaces de sancionar y tomar las medidas acordes a los casos.

Protestas de 2019 y 2020 en Colombia

El descontento de los habitantes explotó al sumarse con malestares que se arrastraban desde 2019. Para noviembre de ese año las manifestaciones se produjeron en contra de las reformas que pretendían modificar condiciones laborales y de pensiones. Las violaciones de los Acuerdos de Paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) también fueron detonantes de las movilizaciones.

En esa ocasión, las clases y actividades universitarias se paralizaron por completo. Además, diversos sindicatos realizaron huelgas. Estas no fueron las únicas manifestaciones, ya que hubo otras violentas que dejaron aproximadamente 250 heridos, más de 100 arrestos y por lo menos tres muertos.

El paro culminó con la aparición y llegada del covid-19 al territorio colombiano. Sin embargo, la misma pandemia fue parte de los motivos que dieron pie al nuevo paro nacional en septiembre de 2020. Para la fecha, tanto los movimientos sociales como las organizaciones de estudiantes y trabajadores salieron a las calles –ahora con tapabocas, la mayoría– para rechazar varios acontecimientos de interés nacional.

Lea también: Duque ordena replantear reforma fiscal tras protestas: el IVA ya no

Una de las inconformidades estaba relacionada con las respuestas del gobierno para atender el covid-19, especialmente en personas desempleadas y trabajadores informales. Otras quejas señalaban el asesinato de líderes sociales, el aumento de la desigualdad social y el maltrato policial. Los sucesos dejaron 10 fallecidos confirmados, y aproximadamente 400 heridos, más de la mitad civiles y el resto policías.

El Diario

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí