Choferes afirman que sus automotores están sufriendo fallas en el encendido e inyectores tapados poco después de por fin logran tanquearlos

Conductores del país han manifestado su malestar ante la baja calidad de la gasolina que surte en las bombas de servicio venezolanas, pues, aseguran que sus vehículos han comenzado a fallar.

Choferes afirman que sus automotores están sufriendo fallas en el encendido e inyectores tapados poco después de por fin logran tanquearlos. Dichos problemas son apuntados directamente al combustible adquirido por el régimen de Nicolás Maduro al gobierno iraní, la cual señala de ser “sucia”.

Lee también: Conductores y transportistas venezolanos ya guardan la gasolina “solo para emergencias”

“La gasolina que venden aquí ahora es negra, se ve sucia, nada más hice echársela al carro y parecía una lancha”, comento Carlos Andrade, habitante del estado Zulia, quien además añadió que “es preferible agarrar unos cobritos y comprar la colombiana, que por lo menos viene limpia”.

De acuerdo con el diario zuliano La Verdad, algunos propietarios de vehículos optaron por parar sus carros y andar en bicicleta, a lo que agregó que otros prefieren dirigirse al mercado negro y comprar el combustible colombiano, ya que afirman que el combustible “de aquí” les acorta la vida a sus carros.

Por otra parte, Alberto Pérez, quien es mecánico, expresó que más de una vez le ha tocado bajar el tanque de gasolina de los carros para limpiar el sistema completo, ya que “la gasolina obstruye todo y causa diversas fallas, hasta el punto de trancar el motor”.

Pérez opina que “la gasolina que están vendiendo es un ‘acorta vida’ de los carros, ya que tiene un octanaje bajo y no deja funcionar el automotor como debería”, añadió Pérez.

Cabe resaltar que en el mercado negro de la gasolina los precios oscilan entre 27 y 40 dólares por punto. El combustible colombiano se vende un poco más caro, porque según comentan es “mejorcito”.

En un trabajo realizado por Tal Cual, el economista y experto petrolero José Toro Hardy aseguró que «No hay pruebas concretas de que la gasolina ha causado daños en los carros».

El experto dijo no estar seguro del tipo de gasolina que se importó desde Irán, y aclara que para saber las verdaderas características del combustible habría que hacer un análisis químico de ese producto y hasta ahora no se ha hecho.

Hardy refirió a fuentes extraoficiales para seguir la tesis de que probablemente al país llegó gasolina de alto octanaje, que es posible que con ella se haya rendido gasolina «cruda» que estaba almacenada en algunas de las refinerías del país.

«No creo que la gasolina que trajeron de Irán es de mala calidad. Yo lo que sí creo es que la mezclaron con gasolina cruda que no se había procesado por falta de aditivos. Quizá hicieron una mezcla no adecuada. Esta pudiera ser una de las razones por las que la gasolina no pudiera ser de la misma calidad, pero todo es hipotético», agrega

Tal Cual

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí