Mantienen protestas sin hacer caso a llamados de paz y diálogo

El paro no es de nadie», defienden los jóvenes que permanecen en la «primera línea» de las protestas contra el Gobierno colombiano en la ciudad de Cali.

Alfredo Mondragón, líder social en la región, afirma que Cali es la capital de la «resistencia» por ser el epicentro de las protestas, con 130.000 hombres, entre los 16 y 28 años, sin empleo, mientras que entre las mujeres, la situación es peor ya que son 154.000.

«Antes en Cali la violencia común mataba unos 300 jóvenes al año y sus nombres quedaban en el anonimato. Hoy esos jóvenes están siendo reconocidos, en una muestra de lo que ellos consideran un ejercicio heroico porque sus manifestaciones han dado resultado», dice.

Lea también: Colombianos participaron en decimoquinta jornada de protestas: reclaman además cese de violencia policial

Las protestas, que han derivado en una profunda crisis de orden público por los bloqueos de importantes vías, la violencia y los enfrentamientos, han sido acusadas de estar infiltradas por bandas paramilitares o guerrillas.

El presidente Iván Duque dijo el viernes pasado, en un video en inglés, que la crispación social que se vive en Colombia es culpa del líder político de la oposición Gustavo Petro porque «el día que perdió la elección presidencial anunció que su propósito era no dejar gobernar el país».

EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí