Hizo olvidar este domingo por un momento a los colombianos la crisis que vive el país

El triunfo de Egan Bernal (Ineos) en el Giro de Italia hizo olvidar este domingo por un momento a los colombianos la crisis que vive el país desde el pasado 28 de abril, cuando comenzaron las protestas contra el Gobierno, y de manera unánime festejaron en las redes sociales la victoria del ciclista.

Bernal, de 24 años y vencedor del Tour de Francia de 2019, se convirtió este domingo en el segundo colombiano que gana el Giro, después del título conquistado en 2014 por Nairo Quintana.

El ciclista colombiano Egan Bernal conquistó este domingo el Giro de Italia, en su primera participación en la carrera rosa, dos años después de hacer historia al ser el primer ciclista de su país en ganar el Tour de Francia.

Su compañero italiano en el equipo Ineos, Filippo Ganna, se impuso en la 21ª y última etapa de la prueba, una contrarreloj individual de 30,3 km de recorrido y final en la plaza del Duomo en Milán.

¡Sensacional! ¡Fantástico!, así calificó la prensa colombiana el logro de su compatriota, quien este domingo obtuvo el título del Giro de Italia 2021, tras el tramo contrarreloj de 30 kilómetros, ganado por Filippo Ganna, que pinchó en el final.

Bernal parece estar encaminado a ser una leyenda. Ya ganó el Tour de Francia y ahora el Giro, se convirtió en el primer ciclista colombiano en conseguir el título de las dos carreras por etapas más importantes del mundo.

Y lo hizo a punta de ganas, sudor y hasta lágrimas, porque el pasado 16 de mayo, en la meta de Campo Felice, lloró cuando supo que era el nuevo portador de la camiseta rosada, minutos después de haber logrado su primera victoria de etapa de una carrera grande.

El hijo de Zipaquirá labró su destino. Empujó con todo, aceleró en las dos primeras semanas, sacó la diferencia y en la tercera parte de la competencia se dedicó a defender la distancia.

Lea también: ¡Ni uno más! Iglesia colombiana clama el fin de la violencia y condena las muertes

Obtuvo dos triunfos parciales, el ya señalado y en Cortina d’Ampezo, el 24 de mayo, día memorable, de frío, lluvia, nieve, piso mojado, jornada para nunca olvidar por el ataque fulminante en la montaña y el difícil descenso hacia la meta. De esas gestas que son normales ver en el Giro.

El Tiempo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí