Científico italiano considera método surcoreano contra el virus el modelo a seguir

A man speaks to a nurse during a COVID-19 novel coronavirus test at a testing booth outside Yangji hospital in Seoul on March 17, 2020. - A South Korean hospital has introduced "phone booth"-style coronavirus testing facilities that avoid medical staff having to touch patients directly and cut down disinfection times. (Photo by Ed JONES / AFP)

El director del Instituto Superior de la Salud (ISS), principal organismo público de consulta científica de Italia, puso este lunes como ejemplo a seguir el método surcoreano de lucha contra el coronavirus, que consiste en rastrear los movimientos de las personas contaminadas.”Estamos en guerra y debemos responder con todas las armas que tenemos”, estimó este lunes el director del ISS, Gianni Rezza, en una entrevista con el diario La Stampa.

Los surcoreanos adoptaron “una estrategia eficaz que permitió reducir el crecimiento de la curva epidémica”, consideró el jefe del instituto de investigación, control y consulta técnico-científica.

“Ellos hicieron pruebas rápidas, numerosas pero selectivas, utilizando el mapa de movimiento de cada persona que dio positivo mediante la geolocalización de los teléfonos móviles”, explicó.

“Lograron identificar y aislar a los sujetos en riesgo” y luego “crearon aplicaciones que permiten a los ciudadanos conocer las zonas de mayor tránsito de personas contagiosas, para evitarlas”, agregó.

Corea del Sur realiza una campaña masiva de detección. Se busca sistemáticamente a los familiares de todas las personas contaminadas y se les propone la prueba.

Para Rezza, en Italia hay actualmente “centenares de miles de personas en cuarentena porque son positivas o corren el riesgo de serlo”.

Pero no pueden mantenerse a una distancia segura de sus familiares, aunque en teoría deberían dormir en una habitación separada, comer solos y tener su propio cuarto de baño.

“Es difícil para gran parte de los italianos. Si no tenemos en cuenta este problema, la paralización de la actividad productiva no será suficiente”, comentó Rezza.

Según este responsable, “habría que seguir el ejemplo chino y aislar a las personas que no están en condiciones de estar en cuarentena en la casa. Quizás usando hoteles o cuarteles”.

Rezza calcula que el 10% de los contagios se deben a contactos con personas sin síntomas o que se encuentran en la fase previa a su aparición. Por eso el interés de “hacer pruebas a todos los que han tenido contacto con una persona que dio positivo”.

A partir del miércoles, Italia interrumpirá toda la actividad industrial no indispensable para el abastecimiento de bienes básicos para la población.

“Es innegable que en las fábricas es difícil guardar la distancia de seguridad y el contagio puede también ocurrir en el transporte de la casa al trabajo”, dijo, aprobando la medida del gobierno.

SDW/El Mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí