Saltar al contenido
SeDiceEnLaWeb

Buscan propagar castaños transgénicos en Nueva York

noviembre 7, 2019

Las castañas cosechadas de las ramas altas tienen su aspecto típico: el tamaño de una canica, color ocre y una cáscara espinosa. Pero muchas son distintas a las demás en la naturaleza.

En una hazaña de la ingeniería genética, aproximadamente la mitad de las castañas recolectadas en esta estación universitaria experimental poseen un gen resistente al cancro, una enfermedad que prácticamente exterminó los castaños locales hace generaciones.

Los investigadores del Colegio de Ciencias Ambientales y Silvicultura del estado de Nueva York buscan la autorización federal para diseminar miles de árboles modificados genéticamente como parte de un programa de restauración que podría llevar los vegetales modificados genéticamente de los viveros a los bosques.

Este caso sienta un precedente y vuelve más urgente una pregunta enfrentada por los científicos: ¿Debería la ingeniería genética ser aprovechada en la naturaleza para que ayude a salvar o restaurar árboles?

Los detractores se oponen a emprender “un experimento irreversible a gran escala” en un ecosistema altamente complejo. Los partidarios consideran que se trata de una tecnología ya omnipresente y disponible que podría ayudar al rescate de bosques asolados por plagas.

“Tenemos esta tecnología, es muy poderosa, y podemos aprovecharla ahora para salvar especies”, dijo el profesor William Powell, experto en biología molecular de plantas que dirige el Proyecto de Investigación y Restauración del Castaño Estadounidense en el colegio.

Los investigadores quieren que el Departamento de Agricultura analice un castaño estadounidense dotado de un gen tomado del trigo que lo hace resistente al hongo cryphonectria parasitica, traído involuntariamente a Estados Unidos hace más de 100 años.

El cancro diezmó una especie que alguna vez dominó los bosques desde Maine hasta Georgia. Las castañas procedentes de 4.000 millones de árboles sirvieron para engordar cerdos, y su resistente madera se usó para construir cabañas. Para después de la Segunda Guerra Mundial, esos árboles ya estaban condenados a causa del cancro. Los actuales castaños sobrevivientes son por lo general arbustos que brotan de raíces antiguas aún no infectadas.

Los intentos de reproducir castaños autóctonos resistentes al cancro como el castaño chino son más complicados de lo que se creía. Esto porque la resistencia del castaño chino se debe a un conjunto de genes, y no a uno o dos.

SDW/AP