Joe Biden
Joe Biden

Francisco Mora y Julissa Reynoso, postulados para cargos diplomáticos ante la OEA y la Embajada de España, serían factores estratégicos ante un eventual proceso de negociación en Venezuela y para impulsar el liderazgo de EE. UU. en la región

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, nombró esta semana a dos cargos clave para la política exterior con relación a Latinoamérica y el Caribe, los cuales ahora el Senado debe confirmar.

Francisco Mora, un académico que fue subsecretario adjunto de Defensa para el Hemisferio Occidental bajo el gobierno de Barack Obama, y Julissa Reynoso, actual jefa de gabinete de la primera dama Jill Biden, son los elegidos del presidente demócrata para encabezar la misión permanente ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la embajada en España, respectivamente.

De ser ratificados, Mora y Reynoso pueden facilitar un mayor liderazgo de Washington en una región azotada por el covid-19 y sacudida por las recientes protestas en Cuba, el asesinato del presidente de Haití, la represión de opositores en Nicaragua y la crisis en Venezuela, además de oleadas migratorias, manifestaciones masivas y procesos electorales cuestionados.

Tanto Mora como Reynoso son de origen latinoamericano y hablan fluidamente español.

Mora, más conocido por Frank que por Francisco, es un cubanoestadounidense nacido y criado en Miami, profesor de políticas públicas de la Universidad Internacional de Florida (FIU), y abierto promotor de Biden durante la campaña electoral de 2020.
Dctorado en Asuntos Internacionales de la Universidad de Miami, realizó estudios en universidades de Perú y Costa Rica y fue galardonado por el Pentágono por Servicio Público Excepcional, resaltó la Casa Blanca al anunciar su nominación el jueves.

Reynoso es una abogada y diplomática que nació en República Dominicana y emigró de niña a Nueva York. Fue embajadora de Estados Unidos en Uruguay para el gobierno de Barack Obama y también se desempeñó como subsecretaria adjunta de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado comandado por Hillary Clinton.

La Casa Blanca señaló el martes que Reynoso, doctorada en Jurisprudencia de la Universidad de Columbia, y con estudios en Harvad y Cambridge, ha publicado numerosos artículos en inglés y español sobre derecho comparado, reforma regulatoria y política de inmigración.

«Otra bofetada»

La nominación de Mora a la OEA, una organización fracturada en los últimos años por la crisis venezolana, es vista como una señal del interés del gobierno de Biden en el resto del continente.

«Pocos expertos en América Latina y el Caribe son tan respetados como Mora. Tiene un profundo conocimiento de la región, una impresionante experiencia en políticas y excelentes credenciales académicas. También tiene agudeza política», opinó Michael Shifter, presidente del centro de reflexión Diálogo Interamericano.

«Será un jugador clave» en la OEA, aseguró a la AFP, subrayando que su nominación es «sabia y bienvenida» y, dada la conmoción en la región, «necesita ser confirmada lo antes posible».

Pero la ratificación, que requiere la luz verde del Comité de Relaciones Exteriores del Senado antes de pasar al pleno, podría complicarse.

«Nominar a Frank Mora, un abierto partidario de involucrarse con el régimen en Cuba, para ser el embajador de Estados Unidos ante la OEA es otra bofetada a los cubanos que exigen libertad», tuiteó el republicano Marco Rubio, el miembro de más alto rango del Subcomité para el Hemisferio Occidental del Senado.

Mora sucedería al embajador de Donald Trump en la OEA, Carlos Trujillo, un cubano-estadounidense muy cercano a Rubio.

Reynoso, que según Shifter «podría ser útil para involucrar a España tanto para presionar como para coordinar cualquier negociación en pos de una transición democrática en Venezuela», recibió un fuerte impulso de la primera dama.

«Dada su experiencia y su corazón, no puedo pensar en nadie mejor que Julissa para representarnos ante España y Andorra», tuiteó Jill Biden, esposa del presidente. «Ha sido una líder y amiga excepcional e increíble», destacó.

Lea tambiénBiden publicó declaración de “naciones cautivas” del mundo en la que incluye a Venezuela

Otras venias importantes

Otra nominación importante para la región, la del experimentado político Ken Salazar como embajador en México, fue tratada esta semana en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado. Pero el panel presidido por el influyente senador demócrata Bob Menéndez no fijó fecha aún para votar la venia.

Nominado en junio por Biden, Salazar, exsecretario de Interior de Obama, tendrá la tarea de cultivar la hasta ahora fría relación con el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador.

«Es hora de crear un cambio transformador en la relación México-Estados Unidos marcando el comienzo de una nueva era de asociación con nuestro vecino del sur», dijo durante la audiencia del miércoles.

Salazar, que al igual que Mora trabajó en la campaña presidencial de Biden para atraer al voto latino, se identifica como mexicano-estadounidense aunque sus antepasados fueron colonos españoles que fundaron Santa Fe, en el hoy estado estadounidense de Nuevo México, en el siglo XVI.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado aún debe confirmar a Brian Nichols como subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, nominado en marzo y que podría convertirse en el primer afroestadounidense en ese cargo en más de cuatro décadas.

AFP

- Advertisement -
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí