Un deporte que promete formar a peloteros grandes ligas

El beisbol sigue tomando protagonismo en Perú. Ahora en diferentes ciudades empiezan a constituirse más academias para niños venezolanos y peruanos. Un deporte que promete formar a peloteros grandes ligas

La llegada masiva de venezolanos a territorio peruano amplió el panorama deportivo en tierras incas. Desde los adultos que organizan torneos de softbol hasta las mujeres que promueven el kickingbol, ahora también están niños y adolescentes venezolanos que se forman en las escuelas de beisbol. Y es que cada día la práctica de estas disciplinas deportivas empieza a popularizarse en territorio peruano.

Las academias de beisbol creadas por venezolanos en diferentes ciudades de Perú nacieron debido a la necesidad de niños y adolescentes que querían seguir practicando como lo hacían en Venezuela; de personas interesadas en aprender el deporte y de entrenadores que querían dedicarse a formar a otros en el beisbol como lo hacían en su país de origen antes de migrar.

Desde el distrito de San Juan de Lurigancho, uno de los más grandes y poblados de la capital peruana y en el que vive un gran porcentaje de venezolanos, cada semana niños y adolescentes aprenden, practican y juegan beisbol; guiados por entrenadores que también formaron a otros deportistas en Venezuela.

Después de sus clases virtuales, estos niños y adolescentes se reúnen, respetando los protocolos de bioseguridad, para evitar posibles contagios de coronavirus. Lo hacen en un campo que alquilan y que los entrenadores han acondicionado con recursos propios para las prácticas de beisbol y el cual, después de numerosos trámites, cuenta con el permiso de las autoridades municipales para realizar actividades deportivas de este tipo.

La convocatoria es de martes a viernes desde las 2:00 pm hasta las 6:00 pm y los fines de semana la cita es para enfrentarse con otros equipos como parte de su formación deportiva, ya sea en ese campo o en otros en Lima, donde también existen varias escuelas de beisbol.

Cada niño o adolescente que se forma en la escuela es un chamo que se aleja del ocio y de estar todo el día en el celular o en la computadora. El beisbol es disciplina y una oportunidad de hacer actividades productivas”, expresó Ramón Olmedo, fundador de la escuela de beisbol Los astros de San Juan de Lurigancho para El Diario.

Actualmente más de 50 participantes se forman en la escuela Los astros de San Juan de Lurigancho, ellos están distribuidos en cuatro categorías: semillero, para los pequeños de 5, 6 y 7 años de edad; sub 10, para los niños de 8, 9 y 10 años de edad; sub 12, para los de  11 y 12 años de edad; y la sub 15  para adolescentes de 13, 14 y 15 años de edad.

Torneos e iniciativas deportivas

Nico Herrera es uno de los organizadores de los primeros torneos de beisbol de menores en Lima. Contó para El Diario que la receptividad de los peruanos ha sido buena. Se muestra una cara diferente de la migración venezolana, destacando que hay muchos venezolanos que están promoviendo el deporte y haciendo cosas buenas en Perú que aportan al desarrollo del país.

Además explicó que las escuelas se mantienen gracias a la cuota mensual que paga cada uno de los niños. Por ahora no cuentan con apoyo económico de ninguna institución o federación deportiva en Perú.

Ellos organizaron el torneo con la intención de promover este juego de pelota entre dos equipos de nueve jugadores, en el que se enfrentan en un campo en forma de diamante con cuatro bases y consiste en recorrer estas tras batear la pelota para anotar una carrera; además para dar a conocer las numerosas escuelas que ya están formadas, por lo que esperan que las próximas semanas se realice una liga de beisbol de menores en la que participen escuelas venezolanas y peruanas de beisbol.

La práctica del beisbol en más ciudades de Perú

Al norte de Perú está Chiclayo, ciudad en la que vive Engelberth Amaro, un venezolano natural de Barquisimeto, estado Lara. Es uno de los pioneros en promover las prácticas de beisbol en tierras incas desde 2018, año en el que llegó a la ciudad norteña.

Con su título de TSU en Deporte, emigró de Venezuela y se propuso continuar ejerciendo su profesión en otras fronteras, y aunque al principio no fue fácil y hasta se le cerraron varias puertas, se mantuvo firme en cumplir sus proyectos. Fue así como después de tanto esfuerzo logró fundar la escuela de beisbol menor en Chiclayo.

Engelberth explicó que la condición de ser migrante venezolano no es un impedimento para materializar proyectos y alcanzar las metas y que, a pesar de estar en otro país siempre hay que mantener la firmeza de lo que se quiere lograr, ser constante y no darse por vencido, ya que según él, todos tienen la capacidad de lograr lo que se proponen.

Espero formar a los atletas al máximo nivel que se pueda. Yo quiero sacar a peloteros de alto rendimiento aquí en Chiclayo y si en algún momento se van de este lugar, que ellos puedan llevar la formación que recibieron y convertirse en los mejores deportistas”, comentó Engelberth Amaro, fundador la escuela de beisbol menor en Chiclayo para El Diario.

En la actualidad, 19 niños y adolescentes entre venezolanos y peruanos desde los 5 hasta los 16 años de edad, son parte de la escuela en Chiclayo y se preparan para el primer torneo nacional en las próximas semanas, en el que jugarán con otros equipos de beisbol de diferentes ciudades de Perú.

El apoyo de los padres ha sido fundamental en la formación de estos niños y adolescentes en el beisbol, ya que deben hacer un sacrificio para organizarse con las extensas jornadas laborales y llevarlos a las prácticas o a los juegos cuando se realizan en otros distritos alejados de donde viven.

Ellos esperan obtener apoyo de instituciones públicas o del sector privado para que estos entrenamientos y juegos se formalicen y cuenten con los implementos necesarios como bates, guantes y pelotas para llevar a cabo las prácticas.

Lea también: La migración de indígenas venezolanos se ha vuelto un fenómeno diario

Los aportes de la migración venezolana

Desde Lima y otras ciudades de Perú están las escuelas de Los astros de San Juan de Lurigancho, Asociación deportiva  Vensur, Vino Team, Noguchi, Piratas de Ventanilla, Guerreros de Ventanilla, Tigres de Pro, Dragones de La Perla y otras que están iniciando, pero que tienen el mismo fin de promover el beisbol y masificar su práctica, resaltando la identidad venezolana a través de uno de los deportes más populares de Venezuela.

Estas academias representan los beneficios y aportes positivos que suponen los flujos migratorios y los fenómenos de movilidad humana en las comunidades de acogida. Además, ayudan a contrarrestar los actos de discriminación y derribar los estereotipos negativos con los que suelen vincular a los migrantes y refugiados venezolanos que viven en Perú.

La llegada masiva de venezolanos a territorio peruano amplió el panorama deportivo en tierras incas

El Diario

- Advertisement -
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)
Somos Ferretería & Maderas (FERMACA)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí