Argentina, de la mano de Máximo González y Leonardo Mayer, perdió ante el equipo alemán formado por Kevin Krawietz y Andreas Mies (6-7 (4), 7-6 (2) y 7-6 (18).

Un enfrentamiento épico que agrandó la derrota del conjunto sudamericano, que se aleja de los cuartos de final. El choque fijó un nuevo récord en el ‘tie break’ de un tercer set en la Copa Davis. El conjunto germano ganó el desempate por 20-18, más extenso que el 19-17 que necesitó el coreano Young Jun Kim para batir al pakistaní Ageel Khan en un enfrentamiento en 2003.

La pugna duró tres horas y veintiún minutos. Argentina se dejó parte de sus méritos sobre la pista 2 de la Caja Mágica. Fue un choque épico, desequilibrado por mínimos detalles. Seis puntos de partido tuvieron Máximo González y Leonardo Mayer. Ocho necesitaron Krawietz y Mies para ganar el partido.

Un dato relevante que refleja el enorme equilibrio de ambos equipos, aferrados a sus opciones. Especialmente importante resultaba el choque para Argentina, que después de haber perdido los dos encuentros individuales en el duelo contra los germanos se aferra a los cálculos matemáticos para ser uno de los dos mejores segundos de la fase de grupos. Y por eso, para los cómputos, necesitaba el triunfo en dobles más que su rival.

SDW/EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí